Cinco snacks que consideramos saludables pero que no lo son

Existe gran confusión sobre qué tipo de alimentos consumir entre comidas; es hora de desmitificar, de quitar el velo de lo que viene enmascarado como saludable y de ir hacia lo real
Sigue a La Prensa en Facebook
Cinco snacks que consideramos saludables pero que no lo son
Las galletitas saladas no son convenientes.

Los expertos aseguran que lo ideal es comer cada tres horas. Pero lo cierto es que las comidas habituales no suceden con esta frecuencia, por lo que si queremos tener nuestro metabolismo en constante funcionamiento, tenemos que recurrir a los snacksExisten miles de propuestas para estos tentempiés, lo que sí queremos es discriminar cuáles son los realmente saludables y cuáles no. Por eso, consultamos profesionales y estos son los consejos que nos dieron para que ningún aviso ni moda, nos lleve por el camino equivocado.

Respecto de los no saludables, solo basta con enumerar gaseosas, chocolates o las galletitas. Está claro que estos están cargados de calorías, no producen saciedad y no aportan nutrientes. Vamos a los saludables y a los que solo parecen serlo.

Los que se ganaron fama de saludables (y no lo son)

La licenciada en nutrición Viviana Wons y la Dra. Laura Balestra, que es especialista en nutrición y endocrinología, coinciden en este sentido. Aquí, el listado de los alimentos enmascarados como saludables:

Bizcochos de arroz: veinte unidades contienen seis veces más sodio y casi el doble de hidratos de carbono y grasas que lo aconsejable.

Las barritas de chocolate bajo en calorías con leche y cereales aportan de cinco a seis veces más de grasas totales y la mitad de fibra.

Las barras de cereales también resultan nocivas en cantidades, ya que su composición generalmente cuenta con alto contenido de glucosa. Hay que leer los datos en el envoltorio.

Las galletas de avena y pasas (y todas sus variedades) tienen tres veces más grasas, el doble de hidratos de carbono y de sodio, además de un 65% más de calorías que lo considerado saludable.

Las galletas integrales con semillas tienen tres veces más sodio y más del doble de grasas que lo recomendable, calculado en una porción de seis unidades.

La licenciada Wons sostiene que: “Conocer cuáles son los alimentos saludables y cuáles lo parecen, nos permite tomar las riendas de nuestra alimentación y elegir los alimentos que nos ayudan a estar más saludables y tener una mejor calidad de vida. No se trata de pasar hambre o evitar gustos, sino de saber seleccionar qué comer y por qué.”

Por su parte, la Dra. Balestra aclara primero que no se puede generalizar y que hay snacks saludables para todos los tipos de organismos.

Según sus palabras: “La armonía es lo más importante. Lo ideal es hacer que el tipo de alimentación sea viable dentro del estilo de vida del paciente. Los alimentos deben elegirse en relación a la actividad diaria para no caer en la frustración y volver a lo no saludable.”

Las mejores alternativas para calmar el hambre entre comidas

Frutas, yogures, infusiones y bebidas sin azúcar.Los yogures son un must y tienen tantas variedades que no cansan. Firmes, bebibles, batidos, saborizados, descremados, con colchón de frutas o con cereales. Además, un yogur descremado contiene un 70% menos de calorías, más del doble de calcio y vitaminas A y D que los snacks no saludables y aportan proteínas.

Las frutas secas son otro comodín, ya que pueden consumirse según el gusto y siempre hacen bien. Cuentan con grandes cantidades de proteínas, fibras, vitaminas y minerales. Se consiguen en mixes de lo más variados o si adorás las almendras o las nueces, también podés comerlas solas. Llevar una bolsita a todos lados es una buena idea cuando estás fuera de casa todo el día.

Licuados y smoothies de todo tipo. En los licuados se usa la fruta entera, por lo que se obtiene mayor contenido de fibra que en un jugo y aportan vitaminas y minerales. Otra opción es mezclarlos con zanahorias, apio o remolachas que contribuyen con lo suyo y son exquisitos.

Un clásico que puede seguir vigente: el licuado de bananas con leche, si es sin azúcar resulta súper saludable. Más si sos deportista o estás en actividad todo el día.

No endulzar es la tendencia saludable. Pero no hay que exagerar. Para los deportistas, una cucharada de azúcar es completamente aceptable. Ahora, si estás con exceso de peso, es mejor edulcorante y poco. Lo ideal es usar stevia, pero nada queda descartado siempre que las cantidades sean bajas.

Cereales poco procesados como los copos de maíz, de arroz o avena, semillas de chía, lino y sésamo. Además, podés mezclarlos con yogures o frutas secas y hacer un snack súper saludable y nutritivo.