Comunidad solidaria ayuda a las familias de oficiales muertos de Kissimmee

Sigue a La Prensa en Facebook
Comunidad solidaria ayuda a las familias de oficiales muertos de Kissimmee
Andrés Rivera, policía retirado de Puerto Rico, y su esposa Ana María García rinden tributo a los dos oficiales muertos de Kissimmee. (Cecilia Figueroa / La Prensa)
Foto: Cecilia Figueroa / La Prensa

El respaldo solidario de la comunidad para ayudar a las familias de los dos oficiales del Departamento de Policía de Kissimmee (KPD), sargento Sam Howard y oficial Matthew Baxter, que murieron recientemente en cumplimiento de su deber, ha sido abrumador por parte de negociantes, líderes, autoridades y residentes.

También han sido intensas las muestras de cariño en los homenajes.

Cynthia Brito aún no puede creer que el sargento Howard, con quien se graduó en la Academia de Justicia Criminal de Osceola en 2007, juramentó como policía del KPD y al que vio por última vez en una reunión por los 10 años del grupo, el pasado 4 de agosto, ya no esté.

“Agradezco a toda la comunidad su solidaridad y apoyo, pero me gustaría que esto no sea temporero, mis compañeros el sargento San Howard y el oficial Matthew Baxter dieron su vida por proteger a nuestra comunidad, algo que es eterno y me gustaría que su legado se recuerde siempre”, dijo Brito, oficial de la Oficina del Alguacil del Condado Osceola.

Por su parte, negociantes del centro de Kissimmee se unieron en diferentes iniciativas para recaudar fondos para las familias y la comunidad respondió muy bien al llamado de la actividad ‘Celebración de Vida’, donde se donó el 20 % de las ventas en los locales. Entre ellos el de Félix Ortiz, propietario del local 3 Sisters Speakeasy, en 226 Broadway Ave, en pleno centro de Kissimmee.

“Cuando pasó esto con los oficiales, nos afectó mucho, porque nosotros contamos con ellos siempre. Le desgarra a uno el corazón, porque esto fue en casa, algo nunca antes visto y es una pena. Ellos nos ayudan a nosotros, ahora nos toca retribuirles a sus familias. Queremos que si nos están mirando desde el cielo, sepan que estamos aquí para sus familias”, dijo Ortiz.

Félix Ortiz, junto a dos de su equipo de trabajo en su local 3 Sisters Speak Easy, en Kissimmee, con el financiero Julio Rocha, durante el evento ‘Celebración’ de Vida a favor de las familias de los oficiales muertos. (Cecilia Figueroa / La Prensa)

En su local, el empresario Julio Rocha y la banquera Mercedes McCall reflexionaron sobre este evento solidario  y el apoyo para los uniformados en todo momento.

“Llevo muy cercano a los policías y quienes trabajan en esta profesión, porque mi hijo le ha dedicado muchos años a esta carrera luego de ser veterano de los Marines. Cuando esto sucede, toca mi alma, mi corazón, realmente, el sacrificio que hacen estos muchachos exponiendo su vida por nosotros no hay dinero ni reconocimiento que pague por eso. Es triste ver que estos niños se queden sin su padre”, dijo McCall.

Rocha, destacó que tras la tragedia no podían quedarse cruzados de brazos, “los pequeños negocios nos unimos y el apoyo de Félix ha sido admirable. Siento que es lo que debíamos hacer, hemos perdido a dos hermanos, y estamos brindando todo el apoyo a las familias”.

En la actividad, Vivian Rodríguez, enlace comunitaria de la oficina del congresista del Distrito 9 de Florida, leyó un mensaje destacando a los oficiales como “héroes” de esta comunidad.

Cheryl Grieb, comisionada del Condado Osceola, dijo sentirse conmovida por el apoyo de la gente: “esto me toca muy de cerca, mi papá fue policía y murió cuando yo era pequeña, y sé lo que sufre una familia, lo importante que es apoyar monetariamente a las familias, porque sus vidas cambian para siempre”.

José Álvarez, alcalde de Kissimmee, agradeció la ayuda a las familias de los oficiales caídos y el respaldo de la comunidad a los uniformados por su trabajo. (Cecilia Figueroa / La Prensa)

José Álvarez, alcalde de Kissimmee, agradeció las muestras de cariño para quienes vigilan y velan por la seguridad de toda esta ciudad: “para nosotros ha sido un honor ver cómo la comunidad ha reaccionado apoyando a nuestros policías. Quiere decir que le están enviando el mensaje a los policías, que los quieren, respetan su trabajo y eso es muy importante para todos ellos en estos momentos”.

Andrés Rivera, policía retirado de Puerto Rico, y su esposa fueron al edificio del KPD a rendir su tributo personal a los oficiales. Allí constaban flores, arreglos, globos y mensajes de cariño.

“Esto nos ha tocado a todos que pertenecemos a este cuerpo de servicio, porque seguimos siendo policías, aunque nos retiremos. Personalmente, conocí al oficial Baxter en la Feria de la Familia este año y me dio una gran impresión, estuvimos compartiendo con otros policías”, expresó el residente de Kissimmee.