El drama en Houston: “Es devastador no saber si tendremos un hogar al que volver”

Conoce los testimonios de los residentes de la ciudad más grande que ha golpeado Harvey
Sigue a La Prensa en Facebook
El drama en Houston: “Es devastador no saber si tendremos un hogar al que volver”
A pesar de las alertas, muchos de los ciudadanos no esperaban que el destrozo provocado por Harvey fuera a tener tal dimensión.

“Sin precedentes”, “catastrófico, “histórico”, “épico”, son algunos de los adjetivos que han sido utilizados para describir las inundaciones que sufre Houston como consecuencia de las lluvias causadas por la tormenta tropical Harvey.

Las palabras varían, aunque todas sugieren un desastre a gran escala.

Pero, ¿cómo ha sido esta experiencia para los habitantes de la cuarta ciudad más poblada de Estados Unidos?

BBC Mundo te ofrece algunos de sus testimonios.

“Sé que debería estar agradecida”

Junaid y Nadia Iqbal creyeron que no tendrían ningún tipo de problema cuando el fin de semana pasado comenzaron a caer en Houston las primeras lluvias causadas por la tormenta tropical Harvey.

Aunque llevan poco tiempo viviendo en la ciudad, adonde llegaron procedentes del medio oeste de Estados Unidos, estaban confiados en que estaban a salvo pues la zona donde residen no se había inundado en 30 años.

Sin embargo,al levantarse el domingo en la mañana descubrieron que el agua estaba corriendo libremente por el suelo de su estacionamiento.

“Como a las 10 de la mañana, cuando empezó a circular dentro de la casa, pensamos que teníamos que movernos rápido, levantar a los niños y sacarlos de allí”, dijo Junaid a la BBC.


Junaid y Nadia Iqbal llevan poco tiempo viviendo en Houston.

En unas pocas horas, el nivel del agua pasó de 62 centímetros a unos 120 . Entonces intentaron salir de allí, pero con tres niños menores de 11 años no era una opción enfrentarse a semejante inundación por lo que debieron regresar.

Al final, fueron rescatados y lograron llegar a la casa de unos amigos, donde ahora se albergan.

“Sé que debería estar agradecida porque nuestra familia está a salvo, pero no saber si mañana tendremos una vivienda a la que volver…es devastador”, dice Nadia.

“Y no solamente somos nosotros, es todo nuestro vecindario de 200 personas”, agrega.

“No creo que ninguno de nosotros acepte esto como un desastre natural”

Después de que su casa se inundó dos veces en el mismo número de años, Zack McCoy y su esposa decidieron pagar por unas obras para elevar la altura de su vivienda un metro.


Zack McCoy (derecha) pudo acoger a su vecino Lionel Sims (izquierda) gracias a unas obras que realizó en su casa para evitar las inundaciones.

Fue una buena inversión. Pese a las severas inundaciones que sufre Houston por estos días, ellos no han tenido que abandonar su casa y, por el contrario, han podido darle refugio a sus vecinos Rita y Lionel Sims, cuya casa está anegada.

“No creo que ninguno de nosotros acepte esto como un evento natural”, le comentó McCoy a la BBC.

“No sé si es un problema de (insuficiente capacidad de) drenaje de la tormenta o si es un problema en el desarrollo de Houston. Y es que tengo vecinos que han vivido aquí desde hace más de 50 años y nunca antes habían sufrido una inundación , y ahora les ha ocurrido dos veces en 26 meses”, afirmó.

Lionel, quien ha vivido en el mismo vecindario durante 29 años, asegura que probablemente ahora pagará por las obras para hacer de su casa un lugar a prueba de inundaciones.

“Los texanos creen que pueden conducir sus autos a través de cualquier cosa”

Steven English, un británico que vive en Houston, asegura que allí “no había un verdadero plan de emergencia”.

“Ellos se están contando con que la gente ayude, esto realmente no tiene precedentes”, le dijo a la BBC mientras observaba el parque Spotts, en el centro de Houston.

Todo empezó con las fuertes lluvias del sábado, pero en ese momento, la gente aún proseguía con su vida cotidiana.

STEVEN ENGLISH

El Parque Spotts está anegado.

Las cosas cambiaron esa noche, cuando comenzaron las inundaciones.

“El agua siguió subiendo ayer. No podía ir hacia el norte. Fui hacia el este, pero los caminos estaban cerrados. El agua había aumentado de nivel en las zonas residenciales y se estaba metiendo en los estacionamientos de las casas. Mucha gente deambulaba, vadeando el agua, tomándose selfies. Había mucha camaradería “, señaló.

“Los texanos tienden a creer que pueden conducir (sus autos) a través de cualquier cosa”, agregó.

Asegura que la policía y otras autoridades están por todas partes.

“Lo que estamos esperando es la apertura de los diques más arriba. Ellos estiman que el nivel del agua se elevará aquí unos dos metros para aliviar el agua en otras partes de la ciudad”, agrega.

“No hay saqueos”

“Abrumadoramente positiva” es la expresión que usa Richard Martin para calificar la respuesta de las autoridades de Houston, tomando en consideración la inmensa presión a la que han estado sometidos los equipos de emergencia.

RICHARD MARTIN

Las inundaciones han afectado también importantes vías de comunicación.

Afirma que todo el mundo ha estado ayudando a los demás y que las personas han estado colaborando con las autoridades.

Martin vive en un apartamento en un tercer piso en Midtown, a poca distancia del céntrico distrito financiero.

“Inicialmente, teníamos las bandas lluviosas de la tormenta, lo que traía un poco de agua, pero los caminos estaban secos y pensamos que quizá ya lo peor había pasado . Entonces, la lluvia empezó de nuevo y no se ha detenido durante tres días”, relató.

“El sistema de arroyos de Houston usualmente se lleva el agua pero, a este ritmo, ha sido avasallador”, se lamentó.