La triste historia que oculta la sonrisa de “La Mona Lisa”

La musa de da Vinci para este cuadro tiene una historia perturbadora
Sigue a La Prensa en Facebook
La triste historia que oculta la sonrisa de “La Mona Lisa”
La "Gioconda" era una mujer muy infeliz.

Una de las grandes incógnitas en la historia del arte es saber todo lo que Leonardo da Vinci ocultó en “La Mona Lisa”, uno de sus cuadros más emblemáticos, siendo su sonrisa uno de los principales enigmas.

Queriendo dar respuesta a todas esas interrogantes, Martin Kemp y Giuseppe Pallanti se dieron a la tarea de investigar todo, absolutamente todo de dicha pintura y recientemente publicaron un libro llamado “Mona Lisa: The People and The Painting” (“Mona Lisa: Las personas y la pintura”), en donde revelan todo lo que ahora se sabe de la protagonista del cuadro.

Se sabe ya que la famosa “Gioconda” es Lisa Gherardini, quien a los 15 años, fue obligada a casarse con un comerciante muy rico, originario de Florencia, Italia, llamado Francesco del Giocondo. En dicho libro, Kemp y Pallanti revelan que Francesco tenía negocios turbios e incluso, sacrificó el honor de Lisa para poder seguir teniendo un puesto privilegiado dentro de la sociedad.

Uno de esos negocios sucios de Francesco consistía en vender esclavas que procedían del norte de África. Luego de comprar a estas mujeres, las convertía en propiedad de los Giocondo de Florencia y posteriormente, luego de que se hacían cristianas, las revendía al mejor postor.

El libro también revela que el marido de Lisa intentó “venderla” con dos caballeros de la famosa familia de los Médici; sin embargo, ella rechazó en todo momento sus propuestas indecorosas.

A pesar de negarse a las propuestas de su esposo, finalmente Lisa se convirtió en objeto sexual de los Médici, quienes le prometieron a Francesco su amistad y lealtad eterna, aunque a sus espaldas, contaban a todos lo que este hombre fue capaz de hacer con tal de conservar su honor.