Equifax, una pesadilla para los consumidores que durará años

Autoridades piden protección para más de un año
Sigue a La Prensa en Facebook
Equifax, una pesadilla para los consumidores que durará años
Los cibercriminales han tenido acceso a 143 millones de cuentas pero aún no se sabe cuáles./Shutterstock

La quiebra de seguridad en Equifax que ha podido comprometer los datos de casi la mitad de la población del país (143 millones de personas) es una pesadilla para los consumidores que va a durar años y va a obligar a modificar las medidas de seguridad personales para proteger el capital más valioso que hay actualmente en el mercado: los datos de cada uno de nosotros.

El potencial devastador de no controlar los datos personales es de “categoría 5”.

Equifax es uno de los tres bureaus de crédito del país, junto con Experian y Transunion. Tienen la más valiosa información financiera de todos. Saben su número de seguro social, conocen las facturas médicas que pagan, a quien, lo que le falta de pagar de su hipoteca, las tarjetas que usa y cómo además de las cuentas que tiene entre otras cosas.

Esa radiografía financiera histórica permite darle una calificación crediticia, los tres famosos números, que le abren o cierran la puerta a un crédito, a un trabajo, a un alquiler o a una cuenta de teléfono o la compra de un auto. Los consumidores no somos clientes de estas empresas ni aportamos los datos. Son las entidades financieras que tratan de valorar el riesgo que cada uno de nosotros suponemos para sus actividades. 

Más allá de eso, tienen datos suficientes como para que en las manos incorrectas un impostor, ladrones de identidad, presenten los taxes en su nombre y se lleven su reembolso por no mencionar el calvario que eso significa desde el punto de vista administrativo. Con esos mismos datos pueden hacerse pasar por usted para pedir una hipoteca en su nombre, una tarjeta de crédito o vender todo ello en la llamada dark web para que otras personas lo usen en otros contextos criminales.

La respuesta de Equifax, que hizo pública la brecha en los que deberían ser los sistemas más protegidos, es proveer monitorización de crédito y protección de identidad durante un año. El congelamiento de los datos, sería una buena medida también que están sugiriendo los expertos para evitar que nadie abra una cuenta en su nombre.

La empresa ofreció la protección TrustID Premiere durante un año a condición de que se desistiese de demandas pero ha tenido que retirar esta condición a demandas de autoridades como el fiscal general de Nueva York. El departamento de consumidores de NYC también ha pedido que la protección se ofrezca durante más de un año y sin condiciones. Con todo, pase lo que pase, dedique más atención a  sus cuentas corrientes y sus transacciones con tarjetas que a su cuenta de Facebook. Esté alerta.

Congelar el informe de crédito

Es la mayor de las protecciones porque no se puede usar. Ningún ladrón podrá abrir una cuenta en su nombre pero cada vez que usted quiera hacerlo, solicitar una tarjeta o una hipoteca, necesitará levantar la congelación durante varios días.

Necesitará congelar los informes en los tres bureaus de crédito y le costará dinero, unos $10 aunque en algunos estados es gratis.