La nueva pesadilla que enfrentan los “Dacamentados”

Muchos DACAmentados podrían quedar temporalmente sin sus permisos de trabajo

Guía de Regalos

La nueva pesadilla que enfrentan los “Dacamentados”
Muchos "Dreamers" no pidieron la renovación de sus permisos de trabajo por la incertidumbre del futuro del programa

Luego del fatídico anuncio por parte del presidente Donald Trump en el que acaba con el programa de acción diferido, DACA dando un ultimátum de seis meses al Congreso para salvarlos, nuevos retos afectan a los cerca de 800,000 jóvenes indocumentados. 

Dentro del anuncio del gobierno se estableció que los Dacamentados, cuyos beneficios vencen entre el 5 de septiembre de 2017 y el 5 de marzo de 2018, tienen hasta el 5 de octubre de este año para pedir la renovación de sus permisos de trabajo.

Sin embargo, abogados aseguran que algunos de estos dreamers pueden tener problemas por no haber solicitado a tiempo la renovación de sus autorizaciones de empleo, informa la cadena Univisión.

“Si a un beneficiario de DACA se le vence su permiso de trabajo el 7 de septiembre, califica para una renovación por otros dos años. Pero el gobierno se demora entre 120 y 150 días para enviarle el nuevo permiso”, explica Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración en Phoenix, Arizona en entrevista con Univisión. “Eso significa que pasará entre cuatro y cinco meses sin autorización de empleo”.

Lo que ocurre es que es que muchos de los “Dacamentados” no pidieron la renovación de su permiso de trabajo debido a la incertidumbre por el futuro de DACA.  Lo complicado ahora es que será muy tarde para algunos teniendo en cuenta el largo tiempo que toma el permiso en llegar.

Además de quedar desempleados por no tener permiso para laborar legalmente en Estados Unidos, los dreamers afectados por esta situación tendrían dificultades para demostrar que su DACA está vigente.

“Deben considerar que por el hecho de tener pendiente el trámite de renovación, no existe ninguna seguridad de que el gobierno le concederá el amparo hasta que le llegue la nueva tarjeta, y eso demora cuatro o cinco meses”, añade el abogado de inmigración José Guerrero.

“Si un dreamer se queda sin autorización de empleo, pero la nueva tarjeta se encuentra en trámite, la carta que le enviará la USCIS informándole que su solicitud fue aceptada, debería ser suficiente para probar que tiene un amparo de deportación”, añade Hernández.

Sin embargo la llegada de este tipo de cartas de constancia también sufren del mismo tipo de demoras por parte de USCIS. Desde hace por lo menos dos años USCIS reconoce que experimenta demoras en ciertos trámites, entre ellos el procesamiento de las solicitudes de renovación de DACA.

“Estamos conscientes de que algunos peticionarios de DACA han experimentado retrasos en recibir sus notificaciones de confirmación de sus citas de datos biométricos en los Centros de Asistencia en Solicitudes”, se lee en la página digital de la agencia.

Como medida de prevención, USCIS ha recomendado durante los últimos meses a que los beneficiarios de DACA renueven sus permisos de trabajo entre 120 y 150 días de antes de su vencimiento.