Marido infiel necesita que su mujer le done un riñón, ¿lo harías?

Sentirse traicionada nos puede llevar a tomar decisiones de las que luego nos arrepintamos.
Sigue a La Prensa en Facebook

Rebecca y Robert se casaron en 2001. Ambos habían estado casados ​​antes, pero esta vez estaban convencidos de que habían encontrado a sus respectivas “media naranjas”, a las personajes con las que iban a estar para siempre.

Sin embargo, cinco años después de darse el sí quiero, y con tres niños por criar, los problemas maritales comenzaron a surgir. Rebecca, aun así, intento ignorar las señales que le advertían que algo no iba bien.

Pero no tardo mucho en admitir que debían afrontar la situación. Después de descubrir algunos textos sospechosos en su teléfono, Rebecca se dio cuenta de que Robert tenía una aventura desde hacía cuatro meses con una compañera de trabajo.

Rebeca se quedó rota, se sentía humillada y con el corazón destrozado.

Por increíble que parezca, después de barajar la idea del divorcio, Rebecca decidió luchar por su matrimonio. Pero cuando todo parecía ir mejorando, Robert sufrió un ataque del corazón. La salud de su marido era tan delicada que en poco tiempo, dependía completamente de los cuidados de Rebecca.

Y en ese momento tan delicado, Rebecca se dio cuenta de que no había superado la infidelidad de su marido. No lo había podido perdonar completemante.

En medio de toda esa montaña rusa de emociones, Robert fue diagnosticado con insuficiencia renal y era necesario y urgente que recibiera un donante para ser transplantado cuanto antes.

El destino quiso que Rebecca fuera compatible y se convirtiera en potencial donante, si estaba dispuesta. Al principio, Rebecca no tenía verdadero interés en ayudar a su marido infiel, era una prueba de amor demasiado grande para lo que él le había demostrado a ella.

Pero esta historia no termina como usted puede pensar.

Mire el video para comprobarlo y, por favor, ¡COMPARTIR con tus amigos en Facebook!