“Nuestra nación prevalecerá”, afirma Trump al conmemorar 16 aniversario del 9/11

El mandatario rindió tributo a víctimas, sobrevivientes y rescatistas del WTC
Sigue a La Prensa en Facebook
“Nuestra nación prevalecerá”, afirma Trump al conmemorar 16 aniversario del 9/11
El presidente Trump lideró la ceremonia del 9/11 en la Casa Blanca.

WASHINGTON.- En su primera conmemoración como presidente de los atentados del 9/11 hace 16 años, el presidente Donald Trump afirmó este lunes que EEUU “prevalecerá” pero jamás olvidará a las cerca de 3,000 víctimas de esos ataques con cuatro aviones secuestrados, y que jamás habrá escondite donde los terroristas puedan encontrar refugio.

Estados Unidos “no será intimidado, y quienes lo intenten pronto se sumarán a la lista de vencidos enemigos que osaron poner a prueba nuestro coraje… estamos dejando en claro a estos salvajes asesinos que no existe un rincón obscuro fuera de nuestro alcance”, dijo Trump desde el Pentágono, donde 184 personas fallecieron en el vuelo 77 de American Airlines.

“Nuestros valores perdurarán, nuestro pueblo prosperará, nuestra nación prevalecerá, y la memoria de nuestros seres queridos jamás morirá”, afirmó Trump, al rendir tributo a las víctimas, sobrevivientes y rescatistas del 9/11.

Acompañado del secretario de Defensa,  James Mattis, y del jefe de Estado Mayor Conjunto, el general del Cuerpo de Marines, Joseph Dunford, Trump  prometió que el Ejército de EEUU se encargará de que los terroristas nunca más encuentren un “santuario” desde donde puedan planear más ataques.

Trump participó en los actos por las 2,977 víctimas del 9/11 en unos momentos en que el país también brega con el destructivo paso del huracán “Irma” en el sur de EEUU, y la recuperación por el huracán “Harvey” en Texas.

De origen neoyorquino, Trump no viajó a la “zona cero” en Nueva York, pero sí destacó el heroísmo de los rescatistas y apeló al patriotismo de los estadounidenses.

En su discurso, Trump mencionó en particular el heroismo del policía Isaac Hoopi, que se encontraba a una milla del Pentágono cuando recibió la fatídica llamada del vuelo recién estrellado, y ayudó a salvar a hasta 20 personas. Hoopi, promovido a sargento, siguió trabajando en el Pentágono.

Según Trump, desde el 9/11, cerca de 7,000 soldados estadounidenses han dado la vida en la lucha global contra el terrorismo, de todas las razas y credos pero unidos para “defender nuestra gran bandera estadounidense”.

Antes de ganar la presidencia, Trump criticó la respuesta de la Administración Bush a los ataques, e incluso creó controversia en 2015 cuando, al iniciar su campaña presidencial, argumentó falsamente en sendas entrevistas televisivas que una “fuerte población árabe” en Nueva Jersey, y “miles de miles” de musulmanes, celebraron el derrumbe de las Torres Gemelas.

Ahora, desde el Despacho Oval, él mismo afronta críticas por su estrategia para combatir a grupos extremistas.

El mes pasado, Trump anunció su estrategia político-militar en Afganistán, país desde donde, según el mandatario, se planearon los atentados del 9/11 y cuyo gobierno “dio refugio a terroristas”.

Sin embargo, tanto líderes republicanos como estrategas militares han expresado escepticismo sobre la política de la Administración para desmantelar al Estado Islámico (ISIS), y Al Qaeda.

La guerra en Afganistán es ahora el conflicto bélico más prolongado de EEUU, que ha sufrido poco más de 2,000 bajas en ese país.

Estados Unidos enfrenta, además, amenazas terroristas en su propio suelo: según un informe preparado por el presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, Michael McCaul,  las autoridades han registrado 145 casos de yijadistas en 29 estados desde 2013, 17 de ellos en lo que va de 2017.

Según McCaul, esos casos incluyen planes para cometer atentados, viajes al exterior, apoyo financiero, cargos por posesión de armas, y testimonios falsos a las autoridades.

Desde los atentados del 9/11, las autoridades han realizado 215 arrestos en conexión con grupos yijadistas, de los cuales 137 estaban relacionados con ISIS.

Trump y la primera dama, Melania, también participaron en un momento de silencio en la Casa Blanca, a las 8:46 de la mañana hora local, en la hora exacta en que el primero de dos aviones se estrelló contra una de las Torres Gemelas en Nueva York.

El cuarto avión, del vuelo 93 de United Airlines, en realidad tenía como destino Washington pero se estrelló en un campo baldío en Shanksville (Pensilvania), después de que miembros de la tripulación forcejearon con los terroristas.  El vicepresidente, Mike Pence, lideró los actos en esa localidad.

El expresidente Barack Obama, que en mayo de 2011 logró la muerte del cabecilla de Al Qaeda, Osama bin Laden, que se atribuyó los ataques, afirmó en Twitter que ningún acto terrorista podrá alterar el carácter e ideales del país.

Líderes de ambos partidos dentro y fuera del Congreso también se sumaron a la conmemoración del 16 aniversario del 9/11 con sendos comunicados y mensajes en las redes sociales.