Una noche larga y estresante en Florida Central ante el paso de huracán Irma

Sigue a La Prensa en Facebook
Una noche larga y estresante en Florida Central ante el paso de huracán Irma
Aunque menores en comparación a otros lugares, Irma dejó daños en el área de Orlando, como en la casa de Millie Molina.
Foto: Cortesía Millie Molina

Muchos residentes de la Florida Central amanecieron este lunes agradecidos, en medio del paso amenazador del huracán Irma, y aún están pasando el susto de una noche larga que nunca olvidarán entre advertencias de tornados, inundaciones y la ruta incierta del fenómeno.

“Estoy agradecida que no nos pasó nada. No pudimos dormir, viendo las noticias, fue una noche larga, nunca en mi vida me había sentido tan atemorizada, la fuerza del viento y las fuertes lluvias fueron horribles, esto fue muy amenazante para nosotros. Pero creo que Dios nos protegió y esas oraciones de todas partes del mundo nos llegaron. Estamos sanos y salvos y eso es lo que importa, el resto se arregla”, dijo la puertorriqueña Zahira Damudt, residente de St. Cloud, que experimentó junto a su hija el azote de Irma en la casa de unas amistades que estaban preparadas para el huracán con paneles de madera en la casa, un generador eléctrico y comida para varios días, tal como las autoridades advirtieron a los residentes de Florida.

“Fueron como 12 horas de incertidumbre, desde que empezó la lluvia, luego las ráfagas de viento y fue desde la medianoche hasta las dos y media de la madrugada que se sintió el paso potente cuando el ruido del viento fue incesante”, expresó esta madre de familia, que ha vivido otros huracanes como Charley, en 2004, pero enfatizó que este huracán es el peor que ha vivido.

Así, este huracán histórico, Irma, de categoría 5, que afectó varias de las Antillas menores, Puerto Rico, República Dominicana, Cuba, Haití y entró por Key West en Florida, llegó a Orlando, como categoría 2, lo suficientemente potente para causar grandes estragos.

Al sur de Orlando, Millie Molina y su esposo pasaron la noche en vilo, “con los nervios de punta”, como otros, siguiendo el paso del huracán que era incierto y que giró un tanto hacia esta zona cuando se dirigía a la zona de Tampa.

“Este huracán nos tenía al borde de un ataque de nervios, sus cambios de ruta, la velocidad de los vientos y como a última hora cambió de ruta y cogió a muchos de sorpresa. Iba para Tampa, luego a Naples y gracias a Dios, bajó de categoría, porque si no sería otro cuento”, dijo la puertorriqueña, que vive  desde hace18 años en Florida.

La ciudad de Orlando, los condados de Orange, Osceola, Seminole y gobiernos locales se mantienen firmes en las advertencias a los ciudadanos de no salir de sus casas si no es necesario. Los toques de queda en Orlando y Osceola son hasta las 6:00 pm de este lunes.

Indicaron que hay personal de emergencia evaluando los daños y trabajando en la limpieza de áreas inundadas, se han reportado la caída de postes de electricidad, semáforos que no están funcionando y escombros que pueden ser un riesgo para los ciudadanos.

Aquellos que no cuenten con servicios de energía eléctrica deben llamar a sus proveedores locales, y solo deben llamar al servicio de emergencias 911 para situaciones urgentes para facilitar las operaciones de emergencia.

Las escuelas públicas se mantienen cerradas hasta el martes, el aeropuerto de Orlando (MCO) aún sigue cerrado y muchas entidades y organizaciones, como los parques, anunciaron su cierre este lunes. Pero su apertura dependerá de los daños o inconvenientes causados por el huracán, por eso muchos siguen a través de las redes sociales, sistemas de mensaje y los noticieros los anuncios al respecto.

Irma se degradó a tormenta tropical tras perder fuerza al cruzar Florida y se dirige al sur de Georgia.

En Florida, 4.5 millones de personas se quedaron sin servicio de energía eléctrica.

Información para Emergencias en Florida: 1-800-342-3557 y www.floridadisaster.org/info

Para ser voluntario: 1-800-FL-HELP-1 y www.volunteerflorida.org