Juez federal bloquea reglamentos de Trump contra “ciudades santuario”

Se desmorona "temporalmente" guerra de Trump contra ciudades santuario
Sigue a La Prensa en Facebook
Juez federal bloquea reglamentos de Trump contra “ciudades santuario”
Ante los ataques de Donald Trump contra las ciudades santuario, en San Francisco hay movilización social en defensa de los inmigrantes y los indocumentados.

WASHINGTON.- En un claro revés para la Administración Trump, un juez federal en Chicago bloqueó las regulaciones del gobierno para suprimir fondos a “ciudades santuario” que restrinjan su cooperación con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) contra los inmigrantes indocumentados.

El juez federal Harry Leinenweber emitió hoy una orden preliminar contra el Departamento de Justicia, después de que el fiscal general, Jeff Sessions, anunciara en julio pasado nuevos reglamentos sobre el desembolso de ciertos fondos federales para programas policiales.

La orden de 41 páginas, publicada primero por el diario “Chicago Tribune”,  responde a una demanda entablada por Chicago contra la política de la Administración de castigar a ciudades o jurisdicciones que se nieguen a hacer las veces de agentes de Inmigración.

Leinenweber consideró que Chicago tendría, al concluir el litigio, una alta probabilidad de ganar en sus argumentos de que las relaciones de la ciudad con la comunidad inmigrante sufrirían “daños irreparables”  y de que Sessions se excedió al imponer nuevos reglamentos para los fondos desembolsados dentro del programa de asistencia jurídica “Edward Byrne Memorial”.

“Una vez que se pierde esa confianza, no se puede reparar a través de compensaciones monetarias, convirtiéndose en un tipo de daño que es especialmente difícil de rectificar” después de que concluya el litigio, explicó el juez, designado durante la presidencia de Ronald Reagan.

Su dictamen, para mayor agravio a la Administración Trump, se aplicará a nivel nacional porque, según el juez, “no hay razón para pensar que los asuntos legales presentes en este caso están restringidos a Chicago, o que la autoridad legal concedida al fiscal general sería distinta en otra jurisdicción”.

Es decir, por ahora y hasta que se resuelva el litigio –dependiendo de la resolución del caso-, el Departamento de Justicia no podrá suspender esos fondos a las ciudades que considere que no están colaborando debidamente con ICE en la detención de inmigrantes indocumentados.

Esos fondos, en concreto, ayudan a financiar programas de capacitación y herramientas para policías.

Sessions quiere que esos fondos se concedan sólo a ciudades que permitan libre acceso a agentes de ICE a sus cárceles y centros de detención, y que les den un aviso de 48 horas antes de dejar en libertad a inmigrantes indocumentados requeridos por las autoridades federales.

El Departamento de Justicia no ha hecho declaraciones públicas para comentar la decisión de Leinenweber, pero el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel y el alcalde de esa ciudad, Edward Siskel, han convocado una rueda de prensa para explicar las repercusiones del dictamen preliminar.