La verdad de por qué Lili Estefan no estuvo en ‘El Gordo y la Flaca’

Sigue a La Prensa en Facebook
La verdad de por qué Lili Estefan no estuvo en ‘El Gordo y la Flaca’
Lili Estefan

Un día después de que Lili Estefan anunciara en ‘El Gordo y La Flaca’ que se había separado de su esposo, Lorenzo Luaces, después de 25 años de casados, la querida cubana no se presentó a su trabajo.

Mientras el público -y los periodistas- esperaban la hora del comienzo del show para ver a Lili, la desilusión fue cuando, desde Las Vegas, solo Raúl de Molina condujo el programa, quien además explicó que su compañera tenía el día libre por sugerencia de la producción.

Aunque sí parte de sus jefes le habrían sugerido que se tomara este viernes, lo cierto es que otros ejecutivos habrían esperado que Lili sí fuera al show, ya que ellos se deben al público, quienes siguen esperando saber más detalles de esta historia que se ha convertido, para muchos, en una novela de la vida real.

Según Univision.com la producción les dijo que Lili se habría distraído arreglando los desastre que causó el huracán Irma en su casa. Sin embargo, pudimos saber que no habría estado justamente ocupada en eso, sino junto a su familia y los abogados, quienes la estarían aconsejando el mejor camino a seguir en este proceso.

Nuestra fuente nos dijo que todos estarían preocupados por Lili ya que está muy deprimida y la mayor angustia de la sobrina de Emilio Estefan Jr  serían sus hijos, Lina y Lorenzo Jr., quienes no habrían tomado del todo bien esta noticia, pues hasta hace unos días todo era casi perfecto en esta familia.

¿Qué detonó todo esta situación? Como te contamos varios medios reportaron que habría unas fotos que comprometerían la esposo de Lili, en donde estaría compartiendo íntimamente con otra mujer.

Sin embargo, hay otra versión que dice que la Flaca llevaba un tiempo sospechando que su esposo tendría una amante, y le habría puesto un detective que, mediante imágenes, le habría confirmado su sospecha.

Por lo pronto, el lunes Lili volvería a ‘El Gordo y la Flaca’, aunque con la condición de no tocar el tema de su separación ni nada que tenga que ver con su vida personal.