José se degrada a tormenta tropical pero siguen los riesgos en la costa este

El huracán José pierde fuerza pero aún se prevé que avance el miércoles a la altura de Nueva Jersey
José se degrada a tormenta tropical pero siguen los riesgos en la costa este
El huracán José en la costa este de EEUU el 19 de septiembre a las 10 am EDT.

El Centro Nacional de Huracanes señaló en su boletín de las 11 pm del 19 de septiembre que se espera que la tormenta tropical José produzca corrientes peligrosas y oleaje fuerte a lo largo de la costa este de Estados Unidos durante varios días más. Una Advertencia de Tormenta Tropical está en efecto para Watch Hill, Carolina del Norte hasta Hull, Block Island, Martha’s Vineyard y Nantucket.

Una Alerta de Tormenta Tropical está en efecto para la costa de Long Island de la entrada de Fire Island al puerto Jefferson y de New Haven, Connecticut a Watch Hill, en Rhode Island.

Una Alerta significa que condiciones de tormenta tropical son posibles dentro de 48 horas. Una Advertencia significa que esas condiciones se esperan dentro de las 36 horas.

La tormenta tropical José permanecerá alejada de la costa este de los Estados Unidos, pero todavía producirá una combinación de inundaciones costeras, altas olas, vientos de tormenta tropical y lluvias, particularmente en el extremo sureste de Nueva Inglaterra.

El centro de José se encuentra actualmente a más de 200 millas al sur de Nantucket, Massachusetts, y se mueve hacia el noreste a cerca de 10 mph.

El CNH prevé que José avance el miércoles a la altura de Nueva Jersey, aunque alejado de la costa, y el jueves por el sureste de Massachusetts.

También prevé un debilitamiento progresivo de sus vientos máximos y una ralentización en su velocidad a lo largo de las próximas 48 horas.

Pese al debilitamiento, el CNH alerta de “peligrosas olas y corrientes” para la costa este de Estados Unidos, las islas Bermudas y las islas Bahamas durante los próximos días.

José ya se había degradado a tormenta tropical la semana pasada tras alcanzar su máxima intensidad con vientos de hasta 150 millas (240 kilómetros) por hora como huracán de categoría 4 en su ruta hacia el Caribe.

No obstante, el ciclón volvió a convertirse en huracán al cabo de unas horas, pero en su avance hacia el norte no recuperó la misma fuerza que llegó a tener dos semanas atrás.