Las cadenas de ayuda por sismo en México que conmocionaron al mundo

Videos y fotos de cómo reaccionaron los mexicanos ante el temblor de 7.1 grados
Las cadenas de ayuda por sismo en México que conmocionaron al mundo
Autoridades y ciudadanos se unieron para un mismo fin.

Un fenómeno en México que ha conmocionado al mundo es la cantidad de cadenas de ayuda formadas por los ciudadanos para rescatar a personas sepultadas por escombros.

Esto no es nuevo en un país donde los temblores son el pan de cada día, ya que a raíz del sismo de 1985, donde murieron más de 10,000 personas, los habitantes de la Ciudad de México se organizaron para armar brigadas de rescate en cada uno de los edificios colapsados.

A partir de ese año es que los cronistas consideran que nació la sociedad civil organizada en la capital azteca, la cual llegó para quedarse, ya que surgieron asociaciones de todo tipo para apoyar a víctimas, como de atención médica, albergues, entre otras, que después desaparecieron o evolucionaron en fundaciones más organizadas.

Adicional a ello, el gobierno implementó nuevos protocolos de Protección Civil en todo el país, pero particularmente en la Ciudad de México, para evitar que, en caso de otro temblor, muriera tanta gente por derrumbes. Todo eso está asentado en leyes locales y federales.

Todo edificio en la Ciudad de México debe tener un protocolo de Protección Civil para atender siniestros, incluyendo sismos e incendios, para lo cual se deben realizar capacitaciones con personal autorizado y simulacros.

La “gran prueba” de esos protocolos es justamente cada 19 de septiembre, después de 1985, que desde hace unos años se conmemora con un megasimulacro en toda la Ciudad, en el que participan inmuebles privados y públicos, para poner a prueba sus niveles de respuesta ante temblores de más de siete u ocho grados.

Los ciudadanos ayudan de diversas formas. / FOTO: PEDRO PARDO/AFP/Getty Images

El simulacro de este año se dio justamente dos horas antes del temblor de 7.1 grados que ya suma más de 200 muertos en la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Guerrero y Oaxaca.

En la capital mexicana, el nivel de solidaridad mostrada en 1985 inspiró a todos los ciudadanos, por eso es que la reacción de ayuda es, sin chistar, la primera tras cualquier siniestro, a pesar del miedo, de la incertidumbre, los mexicanos se vuelcan a las calles a ayudar como sea.

Carlos Monsiváis, uno de los cronistas más importantes que haya tenido México, publicó varios textos sobre esa unión, como su artículo, “La solidaridad de la población en realidad fue toma de poder”, Proceso, del 23 de septiembre de 1985, y luego extendió en “No sin nosotros. Los días del terremoto 1985-2005″. Otros teóricos sociales, como Ligia Tavera-Fenollosa, también retomaron el tema.

Ahora han surgido otras formas de ayudar, como compartir información en redes sociales, ofrecer listados de dónde acudir por ayuda y hasta abrir las puertas a quienes no puedan volver a sus casas, pero tanta ayuda no es necesaria al mismo tiempo, por lo que autoridades piden a los ciudanos mantenerse al tanto para relevar a quienes ya están en las calles.

“Están pidiendo a la gente que no vayan ya a ayudar donde hay derrumbes, para que se puedan mover escombros, que esperen indicaciones, para cuando se requiera… yo aquí tengo un operativo de apoyo por cualquier cosa”, contó Genoveva, responsable administrativa de una clínica de rehabilitación en la Delegación Coyoacán.

En los siguientes videos compartidos en exclusiva por el doctor Mario Mosqueda, quien participa en labores de rescate como voluntario en la Colonia Obrera, Delegación Benito Juárez, cerca del Centro Histórico de la ciudad. En uno se escucha a los rescatistas que aplauden cuando rescatan a una persona con vida, porque la alegría también forma parte de las desgracias.

Loading the player...

 

Loading the player...

 

Loading the player...