Practicar mucho sexo puede mejorar tu memoria

Una vida sexual plena es necesaria para tener calidad de vida
Practicar mucho sexo puede mejorar tu memoria
Un estudio realizado en el Reino Unido añade más puntos positivos a practicar sexo

Un estudio realizado por el Oxford Academy Journal afirma que practicar mucho sexo mejora indiscutible la memoria.

A pesar de que pueda sonar a excusa para que la pareja no pueda decir que no, lo cierto es que sí hay puntos positivos a tener en cuenta.

 

No solo tener una vida sexual plena y activa mejora nuestro estado físico, también el anímico. Y, para añadir beneficios, nos ayuda a frenar los signos de envejecimiento pro dentro y por fuera.

El estudio aporta datos que ya conocemos, pero también otros puntos curiosos.

Está claro que el sexo nos hace sentir bien. Cuando se mantienen relaciones sexuales segregamos hormonas que se liberan por todo el cuerpo. La dopamina es una de ellas y es la que se asocia con la euforia, nos hace sentir bien por dentro y por fuera.

Los investigadores realizaron el estudio teniendo en cuenta diferentes personas de diferentes edades. Encuestaron a individuos de 50 años o más para ver cómo la frecuencia del sexo se relaciona con la función cerebral.

Descubrieron que de entre los más de 6.000 encuestados, aquellos que todavía mantenían relaciones sexuales de forma regular obtuvieron puntajes más altos en capacidad cognitiva.

Los hombres que tienen relaciones sexuales con mayor frecuencia tenían mejores resultados de secuenciación de números y recuperación de palabras, mientras que las mujeres registraron mejor puntuación de memoria solamente

No hace falta añadir que las personas que practican más sexo tienen una mejor condición física, porque es una forma de hacer ejercicio y ayuda a trabajar la musculatura

Todo esto tiene sentido cuando se considera que se quema un promedio de 100 calorías en una sesión, de acuerdo con la revista Men’s Health.

Tal vez lo más importante de todo, las personas que practican más sexo tienden a ser más felices y tener una mejor calidad de vida en general.

El estudio también determinó que entre los escuestados, los que eran sexulamente más activos tenían menos probabilidades de estar deprimidos o solos.

En conclusión una vida sexual saludable es buena para su salud emocional y mental.

Por supuesto, hay otras maneras de mantener una alta calidad de vida en cualquier edad, pero el sexo es una solución gratuita ya menudo subestimada entre las personas mayores que merece la pena valorar.