Residentes inician la recuperación tras el paso de Irma en Florida Central

La casa de Clara Coto-Shephardson se inundó, pero ella no contaba con seguro contra inundación porque su vecindario no era considerado área vulnerable a inundaciones. Un problema que afecta a numerosas familias en la Florida Central
Residentes inician la recuperación tras el paso de Irma en Florida Central
La cubana Clara Coto-Shepardson prefiere buscar el lado positivo y empieza a recoger sus cosas tras la inundación que sufrió su casa por el huracán Irma. (Cecilia Figueroa / La Prensa)
Foto: Cecilia Figueroa / La Prensa

Preparada para el paso del huracán Irma, Clara Coto-Shephardson y su familia no imaginaron que su casa quedaría bajo las aguas en una zona ‘no inundable’ en la comunidad Pebble Pointe, en Kissimmee.

“Si pienso en la isla San Martin, este huracán no me hizo nada. Pero sí, se llevó casi el 80% de mi casa. He pasado otros huracanes aquí y jamás sucedió algo así. Estaba lista con todo, agua, alimentos, linternas y hasta un generador eléctrico, pero no para una inundación así”, dijo la cubana, que vive en esta residencia desde hace más de 20 años.

Como ella, muchos residentes de la Florida Central aún siguen lidiando con los estragos del paso del huracán Irma el pasado 10 de septiembre.

Unos aún sin energía eléctrica, otros limpiando los escombros de árboles caídos, reparando daños leves a sus techos o esperando la inspección de su seguro, entre otras gestiones.

Coto llamó a su aseguradora e inspeccionó la casa, pero no posee un seguro de inundaciones al no estar situada su casa en una zona de inundación. Ya reportó su caso a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA) y dijo haber recibido rápidamente una notificación por texto a su celular para la aprobación de estadía en una lista de hoteles cercanos a su área, que no ha usado, por preferir quedarse con su hijo y consciente de que habrán otros más necesitados a quienes les urge usar estas ayudas.

Su casa fue poco a poco llenándose de agua desde las 10 pm y Coto fue alzando poco a poco sus pertenencias, pero ya en la madrugada el agua había invadido su sala, comedor y cuartos, incluso dijo que se rebosaron los inodoros del baño. Se quedó incomunicada y su hijo, que vive en otra parte de Kissimmee, fue a buscarla, atravesó las calles inundadas. “El agua le llegaba a la cintura cuando lo vi, nos abrazamos, lloramos, pensé que nunca volvería a ver a mi familia, no sabía hasta dónde iba a llegar el nivel del agua, como lo que pasó en Houston, con el huracán Harvey. Nos rescataron con esos botes aeronáuticos, era como una película, pero todos estamos bien. Salimos mi esposo, mi hijo, mi perrita y a mi pajarito lo sacamos en un colchón inflable”.

Más de 37 condados en Florida han sido designados para solicitar asistencia individual federal tras el paso del huracán Irma.

La casa de Clara Coto-Shepardson, ubicada en un vecindario de Kissimmee que no era considerado en riesgo de inundación, se cubrió de agua por el huracán Irma.

Por su parte, Daniel Llargués, portavoz nacional de FEMA en Washington, dijo a La Prensa que lo más importante en estos momentos es que los sobrevivientes busquen asistencia con FEMA en este proceso de recuperación de daños a sus hogares, negocios y otras propiedades para identificar si son elegibles.

“Que se acerquen a FEMA para ver cómo se coordina la ayuda. Si califica, o no califica para ayuda federal, trabajamos con organizaciones sin fines de lucro, de fe y otras con los que los podemos conectar para que los ayuden localmente”, precisó.

Y exhortó a quienes busquen asistencia a hacerlo a través de la aplicación móvil de FEMA. También se pueden comunicarse con FEMA por teléfono, pero que debido al volumen de llamadas tras los huracanes Harvey, Irma y María toma más de tiempo la espera en línea.

Resaltó que FEMA cuenta con información en varios idiomas en su sitio oficial www.fema.gov. Y cuenta con representantes que hablan español. Pronto, esperan abrir centro de asistencia en Florida junto a otros miembros de organizaciones que trabajan en emergencias.

Las personas afectadas, dependiendo de sus casos, pueden ser elegibles para asistencia de vivienda temporal en un hotel o pago de renta, entre otros programas federales. Hasta el momento se han aprobado 142,265 solicitudes de ayuda en Florida por un monto total de $106.6 millones.

FEMA recomienda a los damnificados a que se comuniquen con su aseguradora para presentar sus reclamos de seguro. FEMA no puede duplicar los pagos del seguro. Sin embargo, las personas que no estén asegurados o que no tengan seguro suficiente pueden recibir ayuda después de que hayan recibido la liquidación de sus reclamaciones al seguro.

Para solicitar ayuda de FEMA

Visite en internet http://www.fema.gov y en específico en http://www.fema.gov/disaster/4337

Apoyo a Clara Coto-Shepardson

Si desea apoyarla puede donar en http://www.gofundme.com/clara-shepardson-hurricane-irma