El grave delito que investiga el FBI en Puerto Rico tras huracán María 

Involucra a funcionarios públicos
El grave delito que investiga el FBI en Puerto Rico tras huracán María 
Rodríguez dice que los investigados, de ser hallados culpables se exponen a a 20 años de cárcel.

PUERTO RICO – La jefa de la fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez, dijo que hay  al menos dos casos que son investigados por poner trabas en el flujo de alimentos donados para damnificados, y aludió a que algunos son personas electas en las pasados comicios.

En entrevista en Radio Isla desde el Centro de Operaciones de Emergencia en el Centro de Convenciones en Miramar, Rodríguez dijo que tanto la jurisdicción estatal como la fiscalía federal participan de de forma conjunta en estas pesquisas y que ya se han activado agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

“Ya tengo que adelantar que hemos recibido dos querellas concretas donde hemos enviado agentes del FBI, agentes federales, y, en una, hay un servidor público envuelto, y otros servidores públicos que quieren aguantar las cosas para personas que votaron  por ellos, para sus amigos y familiares. Le voy a decir una cosa, no se busque problemas, esto es un delito federal, conlleva hasta 20 años de cárcel, no se busque problemas”, indicó Rodríguez.

No quiso ofrecer detalles del estado de la pesquisa, pero aseguró que ayer mismo se enviaron agentes federales a dos pueblos diferentes como parte de la misma.

“Como todo caso criminal estamos en eso, ya esta mañana (ayer) mandé un contingente de agentes federales  a investigar en dos pueblos”, sostuvo Rodríguez.

Al respecto, la secretaria de Justicia Wanda Vázquez agregó que también hay agentes del Negociado de Investigaciones Especiales (NIE) involucrados en relación a vigilar el suministro de alimentos.

También Rodríguez censuró que haya policías que digan que no se están tomando algunas querellas por diversos delitos, y reclamó que se tome el nombre y número de querella.

Asimismo, las funcionarias hablaron de una iniciativa en conjunto entre el Departamento de Justicia de Puerto Rico y el Departamento de Justicia de Estados Unidos en la isla para auxiliar a personas de la tercera edad, que incluye un centro de copio en el barrio Bairoa de Caguas, y recalcaron que hay 1,400 hogares para ancianos y égidas.

“Queremos asegurarnos que todos los viejtos de puerto rico estén suplidos”, indicó Rodríguez.

El número para llamar en relación a esta iniciativa para las personas de la tercera edad es el 787-705-3855.

Advierten también que de detectar negligencia de alguno de esos centros “serán procesados” ya sea en la esfera estatal o la federal.