Tras la eliminación, aficionados de Ecuador se curan la decepción con la presencia de Messi

El grito de los aficionados locales en Guayaquil no conmovió al astro argentino que salió al entrenamiento como quien mira hacia un océano de dudas
Tras la eliminación, aficionados de Ecuador se curan la decepción con la presencia de Messi
El jugador de la selección de fútbol de Argentina Lionel Messi llegando a Guayaquil (Ecuador).

GUAYAQUIL, Ecuador – “Messi…Messi…Messi” fue el grito de ecuatorianos mezclados con argentinos en Guayaquil a la salida del astro desde el hotel al entrenamiento en la cancha de Emelec para el crucial partido de mañana, en Quito, contra Ecuador en el cierre de las eliminatorias del Mundial Rusia 2018.

Argentina permaneció concentrada desde anoche en uno de los principales hoteles de la ciudad costera hasta la salida de hoy al primer entrenamiento en medio de estrictas medidas de seguridad.

Los jugadores argentinos se han mantenido en completo silencio, han evitado las entrevistas y el contacto hasta con los aficionados a los que han saludado de lejos y brindado sonrisas como única forma de responder sus ovaciones.

Mientras en la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), que preside Carlos Villacís, el cuerpo técnico que comanda en forma interina el argentino Jorge Célico y los jugadores locales señalan que el partido es a ganar, unos aficionados esperan que por Messi gane Argentina, y otros prefieren el triunfo local.

Tras el entrenamiento de este lunes, el equipo volvió a la concentración y viajará mañana a Quito horas antes del encuentro en el estadio Olímpico “Atahualpa”, partido en el que Argentina se jugará la posibilidad de acceder al Mundial contra un eliminado Ecuador.