México y su vergonzoso primer lugar como el país más corrupto en Latinoamérica

Esta está nación 12 puntos porcentuales arriba de su más cercano "competidor"
México y su vergonzoso primer lugar como el país más corrupto en Latinoamérica
México es señalado con el país con más problemas de corrupción.

A nivel regional, la corrupción es uno de los principales problemas en América Latina, donde más de la mitad de los ciudadanos, 53%, considera que su gobierno no lucha para eliminarla.

Sin embargo, de los 20 países donde Transparencia Internacional realizó el estudio, en México el 51% de sus ciudadanos considera que el país enfrenta un serio problema con sobornos para obtener un servicio o desarrollar una empresa.

Ninguna otra nación se le acercó tanto a ese porcentaje, al que siguió un 39% de Perú, el 38% de Venezuela y Panamá y el 33% de Honduras.

Sorpresivamente, a pesar de la cantidad de casos por corrupción, comenzando por la red que la empresa Odebrecht tejió para lograr proyectos de infraestructura, en Brasil sólo el 11% cree que es un problema serio. En esa nación Dilma Rousseff fue separada de la Presidencia por un preceso vinculado justamente con la empresa, y el exmandatario Lula da Silva, fue condenado por casos de corrupción. El actual mandatario, Michel Temer, logró mantener en el puesto, a pesar de acusaciones en su contra.

“Se encontró que el soborno fue el más común en México y la República Dominicana, donde el 51 por ciento y el 46 por ciento de los encuestados dijeron que tenían que pagar para acceder a los servicios públicos”, indicó el estudio. “La policía y los políticos son percibidos como las instituciones más corruptas de la región, con casi la mitad de los ciudadanos diciendo que la mayoría o todas las personas en esas instituciones son corruptas”.

La falta de confianza en las instituciones es lo que más destaca Transparencia, en grupos que considera “vitales” para una sociedad y el sector público y destaca: “Con base en el tamaño de la población estimado de estos países, esto significa que alrededor de 90 millones de personas pagaron sobornos”.

“Este informe muestra que las demandas de los ciudadanos sobre la rendición de cuentas y la transparencia no están siendo satisfechas por sus líderes, y los gobiernos deben hacer más para erradicar la corrupción en todos los niveles”, dijo José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional.

Las cuatro recomendaciones de la organización son:

  • Fortalecer las instituciones involucradas en la detección, investigación y enjuiciamiento de los delitos relacionados con la corrupción.
  • Levantar la inmunidad política para casos relacionados con la corrupción.
  • Fortalecer la capacidad de investigación de la Policía, reforzar las medidas disciplinarias internas y establecer mecanismos permanentes de rendición de cuentas.
  • Crear canales accesibles y anónimos de denuncia, que protejan a los denunciantes de posibles represalias.

…Y el caso de México

La preocupación por la corrupción en México ha aumentado en los últimos cinco años entre activistas sobre transparencia y rendición de cuentas, así como en instituciones internacionales que buscan administraciones más honestas.

A pesar de ello, es el país que menos castigos ha aplicado contra sus funcionarios, sanciones de alto impacto que signifiquen una provocación al cambio.

“El que no transa no avanza” es una expresión común en México, una especie de máxima que, sin embargo, ni los mismos mexicanos son capaces de hacer efectiva, porque en el país se transa ¡y no se avanza!, según el último estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad AC (IMCO), realizado en 2015.

En un año, en México se pierde alrededor del  5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en corrupción, es decir, alrededor de 890,000 millones de pesos – unos 53,000 millones de dólares–, indicó Mario Amparo Casar, directora de Anticorrupción de esa organización.

Dos años después, el IMCO, en colaboración con el portal Animal Político, realizó la ivestigación “La gran estafa”, que evidenció que el gobierno federal, liderado por Enrique Peña Nieto, ha desviado miles de millones de pesos a través de 11 dependencias. “Solo al revisar las Cuentas Públicas 2013 y 2014… se detectaron contratos ilegales por 7 mil 670 millones de pesos y de eset dinero no se sabe dónde quedaron 3 mil 433 millones”.

Para enfrentar el problema, Roberto Scarpinato, uno de los líderes de la contra la mafia en Italia, propuso que la Organización de Naciones Unidas (ONU) implemente un Tribunal Penal Internacional exclusivo para México, que no sólo atienda el tema de corrupción, sino los “genocidios, desapariciones forzadas, masacres, violaciones masivas” causadas por el crimen organizado en colusión con autoridades.

A pregunta expresa, Emilio Álvarez Icaza, exaspirante independiente a la Presidencia en México, consideró que esa idea podría avanzar, si los representantes de la ONU actuaran con total libertad y no como ocurrió con el caso de lo 43 desaparecidos de Ayotzinapan, donde los representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la que él fue secretario general, fueron expulsados por el gobierno del presidente Peña Nieto.