Sessions advierte de crisis en fronteras de EEUU: “No se puede permitir más esta desgracia”

El Fiscal General adelanta cambios para "hacer respetar" las leyes migratorias

Guía de Regalos

Sessions advierte de crisis en fronteras de EEUU: “No se puede permitir más esta desgracia”
El fiscal Jeff Sessions busca que haya menos fraudes en solicitudes de asilo.

El fiscal general Jeff Sessions lanzó una nueva alerta sobre la crisis que se vive en las fronteras de los Estados Unidos y la inmigración de indocumentados.

Tras advertir sobre el alto costo que representa para la administración federal luchar contra esta problemática, dijo que “una gran nación no se merece esta desgracia”.

“Una nación que no puede controlar sus propias fronteras, no es una nación del todo”, expresó al inicio de su discurso en Falls Chuch, Virginia, en la Oficina Ejecutiva para la Revisión de la Inmigración, donde habló de la “generosidad de las leyes” estadounidenses con los inmigrantes, pero también de sus problemas. “Una y otra vez, hemos fallado en hacer cumplir de manera adecuada esas leyes. El pueblo estadounidense se ha frustrado con razón ya que nuestro propio sistema se ha deteriorado”.

Agregó que con la Administración del presidente Donald Trump ha habido una “mejora significativa”, pero que hay mucho más por hacer y eso es posible. “Y es por eso que estoy aquí hoy. Tenemos una crisis en nuestras fronteras y tenemos la intención de solucionarlo”, adelantó. “Una gran nación no puede permitir más esta desgracia”.

Sessions destacó que la entrada de indocumentados se redujo en un 50 por ciento desde que se implementaron las políticas del presidente Trump, las cuales se establecieron en sus órdenes ejecutivas sobre el muro fronterizo, contratación de más agentes fronterizos y “comprar americano, contratar a americanos”.

El Fiscal General hizo referencia a temas de seguridad, uno de los principales argumentos para perseguir a indocumentados y acelerar su deportación. “No solo es injusto, ilegal y costoso, es extremadamente peligroso no saber quién ingresa a nuestro país”, señaló y agregó que el número de inmigrantes sin documentos legales es más que la población de Georgia. “Hoy, se estima que más de 11 millones de personas en los Estados Unidos están aquí ilegalmente”.

Agregó que el abuso a las leyes de asilo han permitido el crecimiento de la población de indocumentados. “Los abogados inteligentes han aprovechado las lagunas legales, las sentencias judiciales y la falta de recursos para socavar sustancialmente la intención del Congreso”, en refencia a las normas a favor de asilados, por lo que será necesario actuar contra ello sin cambiar las leyes necesariamente. “Podemos imponer y hacer cumplir las sanciones a las solicitudes de asilo sin base o fraudulentas y ampliar el uso de la deportación acelerada”.

Incluso señaló que es posible enviar a los solicitantes a otras naciones seguras, aunque no señaló cómo, además de hacer más duras las entrevistas para los peticionarios. “Podemos cerrar las lagunas legales y aclarar nuestras leyes de asilo para garantizar que ayuden a aquellos a los que se estaba destinado a ayudar”.

El gobierno del presidente Trump presentó el domingo pasado sus líneas prioritarias al Congreso en materia migratoria, pero el Departamento de Seguridad Nacional, según fuentes consultadas por CNN, están buscando vías alternativas para acelerar las metas del mandatario sin esperar cambios a las leyes.