Trump amenaza con retirar ayuda a Puerto Rico antes de concluir reconstrucción

La declaración del mandatario desató airadas respuestas de los demócratas

Guía de Regalos

Trump amenaza con retirar ayuda a Puerto Rico antes de concluir reconstrucción
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Getty

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump retomó este jueves sus ataques contra las autoridades en Puerto Rico, al afirmar que la ayuda de EEUU para los esfuerzos de recuperación en la isla no es  “para siempre”, lo que desató airadas respuestas de los demócratas.

Horas antes de que la Cámara de Representantes aprobase un paquete de ayuda de $36,500 millones para Puerto Rico y varios estados azotados por huracanes, Trump regresó a Twitter para atacar en una serie de tres mensajes a las autoridades en la isla por su gestión de la crisis desatada tras el paso del huracán “María” el pasado 20 de septiembre.

Trump nuevamente elogió los esfuerzos de la Administración Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) ante la magnitud del desastre causado por el huracán “María” y la precaria condición de la infraestructura en la isla, pero reservó buena parte de sus ataques a la “total falta de rendición de cuentas”.

“No podemos mantener a FEMA, al Ejército, y a los equipos de respuesta, que han sido increíbles (bajo las más difíciles circunstancias) en Puerto Rico para siempre!”, tuiteó Trump.

Trump atribuyó al gobernador, Ricardo Rosselló,  declaraciones sobre una “total falta de rendición de cuentas”, y afirmó que Puerto Rico afronta una crisis fiscal creada principalmente por las autoridades en la isla.

Los principales líderes demócratas del Congreso, Nancy Pelosi en la Cámara de Representantes, y Chuck Schumer, en el Senado, de inmediato respondieron a los ataques de Trump, afirmando que EEUU no puede abandonar a los estadounidenses en un momento de gran necesidad.

“Puerto Rico y las Islas Vírgenes necesitan MAS ayuda, no menos, del gobierno federal”, urgió Pelosi.

Por su parte, Schumer indicó que en Puerto Rico persiste “la devastación. Estadounidenses siguen muriendo. FEMA necesita quedarse hasta que complete su labor”.

Tanto la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, como líderes de la diáspora puertorriqueña también acudieron a las redes sociales para responder a los ataques de Trump, y recordarle que EEUU tiene un “imperativo moral” para ayudar a los estadounidenses en la  isla.

Pero el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, dijo que aunque EEUU tiene que ayudar a Puerto Rico a reconstruir su economía, el gobierno en la isla tiene que asegurar que Puerto Rico pueda “comenzar a sostenerse sobre sus propios pies”.

Rosselló dijo que recibió garantías del apoyo de Trump a la isla, y afirmó que Puerto Rico no busca trato preferencial ni pide nada que no pediría otra jurisdicción estadounidense.

Explican y defienden mensaje de Trump

Como sucede con cada polémica que desata Trump en Twitter, funcionarios de la Administración intentaron matizar sus declaraciones, explicando el papel que juega cada agencia en el proceso de reconstrucción, y afirmando que no hay planes para salir de la isla antes de lo necesario.

Así , una portavoz de FEMA, que pidió el anonimato, explicó a este diario que la agencia trabaja estrechamente contra las autoridades sobre el terreno durante el proceso de recuperación, que dura “según las circunstancias únicas de cada evento en particular”.

“FEMA estará con Puerto Rico, las Islas Vírgenes y cada estado o territorio impactado por un desastre todos los días, apoyando cada paso de su respuesta y reconstrucción. Recuperaciones exitosas no duran para siempre; deben ser lo más rápido posible para restablecer la rutina normal. Tema coordinará todo el peso del gobierno federal” para apoyar la reconstrucción, agregó la portavoz.

Mientras, el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, el general retirado John Kelly,  explicó a la prensa que Trump dijo “exactamente lo correcto” al precisar que el Pentágono y FEMA tienen tareas precisas y limitadas, “y no estarán allí para siempre”, con la idea de hacer una “transición hacia el proceso de reconstrucción.

Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo a este diario que la Administración Trump mantiene su compromiso con Puerto Rico, y está trabajando con el gobernador Rosselló y el Congreso “para identificar la mejor vía hacia adelante que sea fiscalmente responsable”.

Según datos oficiales, el huracán ha causado la muerte de al menos 45 personas, mientras que centenares permanecen desaparecidas.

El 85% de la isla sigue sin luz eléctrica, el 45% sin servicio de teléfono, y más de un tercio sigue sin  agua potable. Pese a los esfuerzos del gobierno y de la diáspora puertorriqueña por enviar ayuda humanitaria, la isla afronta una severa escasez de alimentos.

La Cámara de Representantes aprobó hoy un paquete de ayuda de emergencia de $36,500 millones para Puerto Rico y los estados afectados por desastres naturales, por encima de los $15,300 millones aprobados el mes pasado. Los legisladores elaboran un tercer paquete de ayuda para los esfuerzos de reconstrucción, que votarán antes de fin de año.

La secretaria interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke, viajó hoy a la isla y, mañana, Ryan encabezará una delegación de congresistas y estará acompañado por la comisionada residente de Puerto Rico en ese órgano legislativo, Jenniffer González Colón.