Familia entierra al perro fallecido, 14 horas después aparece en la puerta

Historias increíbles e inexplicables que rescatamos ahora que se acerca Halloween
Familia entierra al perro fallecido, 14 horas después aparece en la puerta
Mugsy fue atropellado y enterrado, pero nadie podía creer el final inesperado de la historia.

Una tarde de octubre de 1990, Mugsy, el terrier Jack Russell de 4 años, fue atropellado por un automóvil frente a la casa de sus dueños en Severna Park, Maryland.

La dueña de Mugsy, Viola, estaba en el trabajo. Y su novio, Glenn, estaba cuidando de sus dos hijos pequeños.

Glenn se dio cuenta de lo que había sucedido y salió corriendo para auxiliar a Mugsy, que estaba sangrando tirado en el piso. Agarró al pobre cachorro entre sus brazos y vio que poco se podía hacer por él. Según Glenn, estaba muerto ya que no respiraba y no tenía latido del corazón.

Glenn les dijo a los niños que se quedaran adentro antes de que llevara el cuerpo sin vida de Mugsy a un patio arbolado, cavó un hoyo de tres pies y lo enterró.

Esa noche, cuando Viola llegó a casa del trabajo, toda la familia visitaron la tumba improvisada del recién fallecido perro. Rezaron y se despidieron de él, incluso planearon poner una cruz de madera en la tumba para honrar a su amado Mugsy.

Pero entonces, algo increíble sucedió. A las 5:30 de la mañana – 14 horas después del horrible accidente – Glenn y Viola oyeron un sonido en la puerta.

No podían creer lo que veían.