Activistas exigen al Congreso más ayuda para la reconstrucción de Puerto Rico

Centenares protestan en Washington por la respuesta inadecuada del gobierno frente a la crisis de Puerto Rico
Activistas exigen al Congreso más ayuda para la reconstrucción de Puerto Rico
Activistas de Nueva York participan en la protesta por "una justa recuperación" de P. Rico. María Peña/Impremedia

WASHINGTON- Centenares de activistas comunitarios y sindicalistas de la costa Este, así como líderes demócratas, exigieron este miércoles ante el Capitolio más ayuda para la reconstrucción de Puerto Rico y la condonación de la deuda, al considerar que los gestos de la Administración Trump han sido insuficientes.

La estela de desastres que dejó el huracán María en Puerto Rico hace casi un mes oscila entre $45,000 millones y $95,000 millones, o entre el 65% y el 135% del Producto Interno Bruto (PIB) de la isla, incluyendo pérdida de productividad económica, según un informe preliminar de “Moody Analitics”, y el proceso de reconstrucción podría tomar años.

Alrededor de 300 activistas, provenientes de estados como Nueva York, Delaware, Florida y toda el área capitalina, llegaron hasta un predio aledaño al Capitolio para exigir la condonación de la deuda de Puerto Rico, de cerca de $73,000 millones, y una ayuda “robusta” para su reconstrucción.

“Estamos acá para decirle al presidente (Donald) Trump: ´haga su trabajo´! Estamos luchando para conseguirle a nuestros conciudadanos estadounidenses la ayuda que merecen por parte de su gobierno federal”, dijo la senadora demócrata por Massachusetts, Elizabeth Warren.

“Al pueblo de Puerto Rico y al pueblo de las Islas Vírgenes: no los hemos olvidado. Ustedes son nuestros hermanos y hermanas, nuestros conciudadanos estadounidenses, y son parte de nuestro corazón”, agregó Warren.

Loading the player...

Además de pedir alivio fiscal para Puerto Rico, Warren arengó a la multitud a gritar la consigna “Ni un centavo más!” para Wall Street ni para los “fondos buitres” que acentuaron la crisis fiscal en la isla.

Melissa Mark-Viverito, presidenta del Concejo de la Ciudad de Nueva York, dijo a este diario que los esfuerzos de la Administración Trump se han quedado cortos, en comparación con los realizados para los damnificados en Texas y Florida.

“No está haciendo la suficiente sin duda alguna. Estamos a un mes del huracán, y tenemos a gente que se está muriendo, no tenemos suficiente personal en Puerto Rico, y la distribución de los suministros es inconsistente” y difícil en zonas aisladas, explicó.

“Necesitamos la ayuda y la colaboración del gobierno federal, y esta respuesta a la crisis es insuficiente… hablar de préstamos no tiene sentido. La reconstrucción es un proyecto a largo plazo”, enfatizó.

Mark-Viverito se refería al paquete de $36,500 millones que aprobó la Cámara de Representantes la semana pasada, pero que solo incluye préstamos para Puerto Rico.

Asimismo, Mark-Viverito, de origen boricua, consideró que un momento de crisis fiscal y humanitaria Puerto Rico no debe asumir responsabilidad por la deuda.

Activistas comunitarios y líderes sindicalistas de la costa Este exigieron también la condonación de la deuda de Puerto Rico. Foto: María Peña/Impremedia.

La “Marcha por una Recuperación Justa”, acompañada con mensajes en las redes sociales, busca llamar la atención sobre la precaria condición de la isla de 3,4 millones de habitantes y donde las autoridades aún no han podido restablecer por completo los servicios de agua potable, luz eléctrica o telefonía celular.

Al caer la noche, centenares de miles siguen alumbrándose con velas y linternas, o, los que tienen “suerte”, con  la ayuda de generadores. La crisis humanitaria, además, está provocando un mayor éxodo hacia EEUU.

Los activistas no se cansan de repetir que obtener comida, medicinas, combustible o dinero al contado se ha convertido en una tenaz lucha de supervivencia en Puerto Rico, sostenida en parte por los esfuerzos de grupos cívicos y empresariales que trabajan por su cuenta en EEUU.

Toallas de papel son un insulto

Cargando carteles con mensajes como “toallas de papel no son suficientes”,  algunos líderes sindicalistas indicaron que la visita de Trump a la isla, el pasado 3 de octubre, no sólo se quedó corta sino que fue un “insulto” para los puertorriqueños, en particular su gesto de tirar rollos de papel toalla.

Los activistas colocaron rollos de papel toalla con el mensaje de perdonar la deuda de Puerto Rico. Foto: María Peña/Impremedia

“Tirar rollos de papel y entregar paquetitos de galletas y granola no es suficiente… hay que reconstruir, dar agua, comida, medicinas, no simplemente buscar publicidad”, dijo Sara Pérez, una líder del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU) de Delaware.

“Es tiempo de que luchemos para vencerlo (a Trump), y hacerle ver que valemos la pena, que no somos ciudadanos de segunda y merecemos respeto y que nos ayuden”, enfatizó Pérez.

Trump ha defendido enérgicamente la respuesta de su gobierno a la catástrofe en Puerto Rico, pero sus confusos mensajes en Twitter –un día ataca al liderazgo de la isla y los culpa de la situación actual, y otro día expresa su apoyo- le ha generado más críticas que elogios en la diáspora puertorriqueña en EEUU.

Los activistas caminaron desde el Capitolio hasta la sede de la Administración Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, en inglés) para continuar protestando lo que consideran como una respuesta inadecuada frente a la magnitud de la crisis.

El Senado prevé votar, entre mañana y la próxima semana, un paquete de ayuda de emergencia para Puerto Rico y las Islas Vírgenes, y los estados de Texas y Florida, afectados por los recientes huracanes.