Es mejor que mires al cielo pues podría caerte un pedazo de la Estación Espacial china

No se sabe el lugar exacto donde impactarán los fragmentos de hasta 100 kilogramos
Es mejor que mires al cielo pues podría caerte un pedazo de la Estación Espacial china
La velocidad de descenso de la estación se ha acelerado mucho en los últimos meses.

La Estación Espacial Tiangong-1, es un módulo de 8,5 toneladas que fue lanzado por China en 2011. Con capacidad para tres astronautas, ha realizado con éxito numerosas misiones tripuladas y no tripuladas.

También fue el lugar al que llegó la primera mujer astronauta china, Liu Yang, en 2012.

Sin embargo, en 2016, oficiales de la Agencia Espacial China sorprendieron con una mala noticia: sus técnicos habían perdido el control de su estación espacial, por lo que poco a poco iría perdiendo altura y caería a la atmósfera en los próximos meses.

Aunque el periodo previsto es entre octubre de 2017 y abril de 2018, la velocidad de descenso de la estación se ha acelerado mucho en los últimos meses, según reveló el periódico The Guardian.

Al respecto, el astrofísico de la Universidad de Harvard, Jonathan McDowell, calcula quela Tiangong-1 está a unas 186 millas de distancia, y que su desintegración se producirá en un plazo mucho más breve, seguramente antes de que acabe el año.

Pese a que la mayor parte de la estación se desintegrará al entrar en la atmósfera,McDowell explica que algunos fragmentos de unas 220 libras (99 kg) sobrevivan la entrada y caigan a la superficie.

El problema es que no se sabe exactamente dónde impactarán, y aunque la mayor probabilidad indica que caerán sobre el mar, esto no se sabrá hasta unos días o incluso horas antes de que ocurra.

Atendiendo esta interrogante, y ante los impedimentos tecnológicos para predecir este hecho, científicos chinos se han comprometido con la “Comisión para la utilización del Espacio Ultraterrestre con fines pacíficos”, de las Naciones Unidas, que vigilará cuidadosamente el descenso de la nave, e informará cuando comience su caída final.