Pelosi promete que no negociará “más deportaciones del interior” a cambio de Dream Act

Reunida en Los Angeles con "dreamers" y líderes locales, la congresista demócrata de mayor rango en la Cámara de Representantes explicó lo que aceptarían y lo que no, para lograr apoyo de Trump y de los 24 republicanos necesarios para el "Dream Act"
Pelosi promete que no negociará “más deportaciones del interior” a cambio de Dream Act
La líder Pelosi, junto a varios congresistas de Los Angeles y líderes de negocios, sindicatos y educativos, se reune con "dreamers" para discutir el Dream Act (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

La líder demócrata en la Cámara de Representantes Nancy Pelosi se reunió este miércoles en Los Ángeles con más de una docena de jóvenes que cuentan con el beneficio de DACA, y dijo que no aceptará una negociación con los republicanos para incrementar la persecución de indocumentados dentro del país a cambio de una ley que proteja a los “dreamers”.

“Lo que estamos dispuestos a aceptar no incluye más persecución interna de los inmigrantes que viven en este país, ni tampoco el muro“, dijo Pelosi. “Eso vamos a pelearlo”.

Pero la líder, que hace exactamente un mes fue objeto de una ruidosa protesta por parte de grupos “dreamers” en San Francisco, acusándola de negociar con Trump para deportar a sus padres, dijo que es posible que haya “algunas cosas que pueden hacerse para ayudar en la frontera”.

“Es nuestra responsabilidad resguardar las fronteras”, dijo. “Pero aumentar las deportaciones en el interior, eso si vamos a pelearlo”.

Pelosi, acompañada de varios congresistas de Los Angeles, incluyendo Jimmy Gomez, Judy Chu y Lucille Roybal Allard, así como líderes de la cámara de comercio de la ciudad, el distrito escolar angelino y sindicatos, tuvo una reunión privada de una hora con “dreamers” en la sede de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de LA (CHIRLA).

Nancy Pelosi se reúne con beneficiarios de DACA. Aurelia Ventura/ La Opinion

Aunque se presentó como una reunión para discutir “estrategia”, al parecer se habló más de las historias y los merecimientos de los dreamers, el efecto que tendría la pérdida del estatus en las familias y la situación de padres, especialmente los que tienen Estatus Temporal de Protección, otro programa que el gobierno de Trump podría anular.

No hay “dream” sin republicanos

Los demócratas no pueden hacer nada por los dreamers sin el apoyo de al menos 24 republicanos en la Cámara de Representantes, dijo la congresista Judy Chu. Hasta ahora, cinco republicanos se han sumado a los demócratas en apoyo a una versión legislativa del “Dream Act”.

Necesitan además que el  líder republicano Paul Ryan permita un voto en el pleno, y Pelosi indicó que los grupos de aliados en el mundo de los negocios, líderes religiosos y otros que apoyan una solución para los jóvenes, “deben llamar a Ryan, deben pedirle un voto”.

David Rattray, vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Los Ángeles dijo que en la comunidad empresarial hay mucho apoyo para los dreamers.

“Yo hablo con grupos de negocios en todo el país y hay consistencia al respecto”, dijo Rattray. “Sabemos que estos “dreamers” son parte importante de nuestra economía y lo serán aún más en el futuro, y no podemos seguir esperando para darles un lugar permanente en nuestra sociedad”.

La clave será asegurar que los jóvenes “no están solos” y que tienen a toda una comunidad alrededor, presionando en su favor, dijo Angélica Salas

“No sólo son jóvenes y familias, son gente de fe, son empresarios y es la inmensa mayoría del público estadounidense”, dijo Salas. “En Trump no tenemos fe por todo lo que ha hecho en contra de nosotros, sin embargo, creo que con suficiente unidad podemos forzar que salga una ley de la cámara y que Trump la apoye”.

El tiempo se acaba para el “sueño”

Hay varios proyectos de ley pendientes en ambas cámaras del congreso de Estados Unidos para dar un estatus legal a los jóvenes inmigrantes conocidos como “dreamers”  y el programa DACA ya cerró sus inscripciones. A partir de ahora, los jóvenes que pierdan el estatus ya no podrán extenderlo y volverían a ser indocumentados.

Algunos grupos  de “dreamers” , como los que protestaron contra Pelosi en San Francisco hace un mes, han dicho que no aceptarán ninguna solución que no incluya a sus padres y al resto de la comunidad indocumentada.

No obstante, muchos activistas y grupos como United We Dream, una coalición que agrupa a organizaciones “dream” locales, están a favor de aprobar un “dream act” independiente de otras soluciones migratorias, pero para estos, el truco es evitar que los republicanos apilen numerosas medidas restrictivas y dinero para el muro en el mismo proyecto.

Paulina, una “dreamer” de Los Ángeles que sufre las secuelas de la parálisis cerebral que la aquejó siendo una niña, fue una de las presentes en la reunión privada.  Graduada de UCLA y perfectamente bilingüe, la muchacha dijo que la respuesta de Pelosi fue “alentadora”, ya que aseguró a los jóvenes que ellos serían su prioridad en este momento.

“Le dijimos que queremos un dream act solo, sin repercusiones para nuestras familias y que no afecte a otros inmigrantes, dijo la muchacha.  “Yo se que muchos dreamers no confían en Pelosi y en el liderazgo demócrata, pero por eso hay que tener estas conversaciones y hacer esas preguntas, nosotros tenemos una voz”.

Uno de los jóvenes presentes en la junta, Iván Hernández, de 19 años, dijo que le hubiera gustado que se hablara más de lo que los activistas y jóvenes pueden hacer en estos momentos para presionar a los congresistas republicanos que hacen falta.

“Al fin y al cabo lo que importan son los votos”, dijo Hernández, quien vino al país cuando tenía un año.

Agregó que la mayoría de los dreamers no quieren ver un mayor sacrificio de sus padres a cambio de su estatus.

Apelando a las “emociones” de Trump

En Los Ángeles, la líder demócrata Nancy Pelosi le mandó un mensaje al presidente Trump.

“Yo confío en que Trump cree en los dreamers”, dijo Pelosi ante una docena de cámaras de televisión. “El presidente, el líder del senado Charles Schumer y yo, hablamos de lo que tenemos en común respecto a los “dreamers” y creo que el va a hacer lo correcto porque el pueblo estadounidense lo apoya”.

Agregó que “todos los presidentes republicanos de las últimas décadas han apoyado a los inmigrantes”.

La líder hizo esfuerzos por dar un voto de confianza al presidente Donald Trump, quien a pesar de haber anulado el programa DACA que protegía a esta comunidad de inmigrantes, ha expresado que quisiera ver una solución legislativa.

Mientras nadie más en esa sala estaría de acuerdo con ofrecer semejante “voto de confianza” , hay políticos y  activistas que creen que para que el Dream Act tenga una oportunidad hay un solo secreto: que Trump quiera hacerlo.

Después de todo, Trump alguna vez prometió que tendría  “corazón”  con los jóvenes inmigrantes.

Se trata de una estrategia, pero también, de una realidad política.

“Ningún otro republicano puede hacer lo que sería posible para este presidente”, dijo Ali Noorani, quien encabeza el National Immigration Forum y una coalición de líderes conservadores pro inmigrantes.

De visita en Los Ángeles como parte de sus viajes por todo el país buscando apoyo sobre el tema, Noorani  dijo que el tema se ve más complicado en la Cámara Baja, y que es allí donde Trump podría hacer la diferencia.

“Trump puede hacer lo que Obama no pudo y Bush tampoco”, dijo Noorani. “No necesita llamar a congresistas, ni viajar al capitolio. Lo único que necesita es mandar un montón de tweets diciendo: aprobemos el Dream Act”.

Sin el apoyo de Trump, es poco lo que se puede hacer y no habrá solución para los Dreamers, apuntó.