Llevan alimentos a familias necesitadas en la Florida Central

Llevan alimentos a familias necesitadas en la Florida Central
La pastora Nellie Pérez de Kissimmee Family Mission con familias beneficiadas y miembros de Hispanic Federation en el reparto de alimentos de la iniciativa ‘Lucha contra el Hambre en la Florida Central’. (Cecilia Figueroa / La Prensa)
Foto: Cecilia Figueroa / La Prensa

Contar con alimentos esenciales para preparar la comida de su familia es importante para Graciela Fonseca, una de las, al menos, 40 familias acreedoras de bolsas de alimentos de parte de la iniciativa ‘Lucha contra el Hambre’ en Orlando.

“Es una bendición para mi familia, de verdad es una gran ayuda, todos los años llegan a darnos esta gran ayuda. Me alivia mucho, ese gasto a veces uno no puede hacerlo por las circunstancias de la vida o de los pagos. Dentro de mi presupuesto sería imposible realizar una compra así”, dijo Fonseca, madre que vive en el hotel Great Values con dos miembros de su familia desde hace dos años. Ella espera que las cosas mejoren y pueda acceder a asistencia para vivienda a bajo costo, “confiando en Dios que pase un milagro, con un apartamento que pueda pagarlo”.

Fonseca llegó desde este hotel cercano hasta la oficina de la organización Hispanic Federation (HF) de Florida, que con $10,000 provenientes del Ford Motor Company Fund hizo posible la entrega de estas donaciones a tres agencias miembros de HF que asisten a la comunidad con programas de alimentos y ayuda a familias necesitadas en la Florida Central: Feed and Fortify Community Organization Inc., Kissimmee Family Mission y Colombianos Unidos por un País.

La pastora Nellie Pérez, directora de Kissimmee Family Mission, destacó que la necesidad de alimentos aumentó tras los recientes huracanes y que es evidente con la llegada de familias al área.

“Estamos pasando por una crisis, por este huracán que ha pasado. Hay mucha gente que se ha quedado sin recursos y los que puedan están colaborando con esto. Como Hispanic Federation estamos uniéndonos para ayudar a los damnificados aquí en Florida. Porque hay mucha necesidad en Kissimmee”, dijo la pastora quien asiste a desamparados y familias necesitadas en Kissimmee.

Por su parte, Roberto Villabón, colaborador de la fundación Colombianos Unidos por un País, dijo sentirse muy dichoso por contar con este apoyo que va dirigido a ayudar a tantas familias, como una vez fue él apoyado.

“Es lo más importante. Nació esta idea de una necesidad que tuvimos como familia, con un accidente de tránsito que tuve hace muchos años y llevaba cuatro y seis meses sin trabajo. El director de la escuela donde estudiaban mis hijos no sé cómo pero llegó a mi casa y nos trajo un cheque para ayudarnos y me dijo una frase que no olvidé: [‘yo no vengo a bendecirlo a usted, vengo a ganarme la bendición’]. Eso es lo que hay que hacer, dar, dar y dar”, exaltó este colombiano.

“Es como un impulso, un motor, sobre todo porque la necesidad es grande. Empezamos con colombianos y la ayuda se ha extendido a centroamericanos, sudamericanos…”, indicó.

Mientras, su esposa Claudia Ramírez, quien dirige la fundación, expresó su júbilo de recibir esta ayuda, que forma parte de todo lo que vienen haciendo con repartos de alimentos a familias con necesidad y también con asistencia médica y de inmigración junto a colaboradores.

Ella exhortó a otros a continuar este ritmo de ayuda y solidaridad con otros, sobre todo en estos momentos que llegan muchas familias de Puerto Rico y otras áreas afectadas: “no necesitamos mucho para ayudar, se trata de con lo poco que tenemos ayudar a los demás”.

Mientras tanto, Caroline Wassmer, de Feed and Fortify Community Organization Inc., destacó la labor altruista de los voluntarios en aspectos como alimentos, vivienda, trabajo y desarrollo de destrezas en las familias con actividades durante el año. Una de ellas es la Cena del Día de Acción de Gracias que incluye comida caliente, reparto de ollas para cocinar a fuego lento y actividades para los menores, entre otros apoyos.

Por su parte, Rafael Palacio, director de Hispanic Federation, exaltó la labor de estas organizaciones locales que impactan la vida de tantas familias con sus diversas iniciativas.

“Estamos muy contentos, particularmente porque este año hemos incluido a Colombianos Unidos por un País, que ha estado haciendo un trabajo extraordinario en la Florida Central, sobre todo en el Condado Seminole. Porque la necesidad está ahí en la calle y para nosotros es un placer contribuir y ayudar a estas organizaciones”, dijo Palacio.

Mientras, Diana Caba, directora de Empoderamiento Económico de HF, explicó que la demanda de alimentos sigue creciendo y que seguirán colaborando con esta asistencia en este estado y en otros.

“Desde 2011, que empezamos esta campaña, hemos dado un millón de donaciones de comida, esa necesidad sigue creciendo”, precisó.