Partido republicano de California dará la bienvenida a líder nacionalista Steve Bannon este viernes

Invitado como orador de orden a la convención estatal republicana, Bannon es presentado como un "líder anti corrupción". Grupos proinmigrantes condenan la presencia del líder extremista
Partido republicano de California dará la bienvenida a líder nacionalista Steve Bannon este viernes
Tras dejar la Casa Blanca Steve Bannon ha vuelto a dirigir Breirbart News, canal del Alt-right

Steve Bannon, el extremista de derecha, notorio antiinmigrante y exasesor de Donald Trump, será el orador de orden este viernes en la cena de apertura de la Convención Republicana de California.

Grupos proinmigrantes dijeron este miércoles que la presencia de Bannon en el evento no hace más que confirmar que el partido estatal “está empeñado en ser totalmente irrelevante y extinto” en California.

Pero el presidente del partido estatal Jim Brulte elogió la presencia del ultraconservador y lo definió como alguien que “no teme enfrentarse al establishment en defensa de los estadounidenses trabajadores y es un líder en la lucha contra la corrupción en Washington”.

La invitación de Bannon al evento, en particular como orador de apertura de la convención del partido estatal, ayudará a atraer la cobertura mediática y quizá, a movilizar a la base republicana en momentos en que el partido está moribundo en California, dijo la analista Sherry Bebitch Jeffe.

“¿Qué opciones tiene Brulte? Sólo un cuarto de los californianos registrados para votar son republicanos, están casi en tercer lugar, mano a mano con la cantidad que se registra sin partido”, dijo Jeffe. “Bannon puede ayudar a entusiasmar la base y a vender boletos para la convención”.

Pero Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrante (CHIRLA), dijo que la presencia de Bannon en el seno del partido republicano estatal refleja una organización “en extinción” en el estado.

“Si quieren acabar y ser totalmente irrelevantes y extintos, que sigan invitando a personas como Bannon”, dijo Salas. “California es un estado que está claro en su diversidad y por eso competimos a nivel global.  Esto es una falta de liderazgo de parte de Brulte, ya que Bannon representa una ideología racista y nacionalista. Por eso es que de 53 congresistas que tiene California, sólo quedan 13 republicanos”, dijo la activista.

Dentro del partido ha habido pocas quejas ante la presencia de Bannon, pero algunos han hablado abiertamente, como el asambleísta republicano de Riverside Chad Meyers, quien respondió al anuncio con una serie de mensajes por Twitter.

Acusó al partido de “sordo” por invitar a Bannon a su convención y dijo que “estamos moviéndonos en reversa” en vez de hacia adelante.

Mayes también compartió un mensaje de un consultor político que dijo que al partido estatal sólo le faltaba invitar al supremacista blanco Richard Spencer y al sheriff racista Joe Arpaio.

Bannon ayudó a enfocar la estrategia antiinmigrante y nacionalista pro blanca de Donald Trump y luego pasó a formar parte del grupo íntimo de asesores de Trump en la Casa Blanca, hasta que fue despedido en agosto.

La salida de Bannon del gobierno ocurrió luego de las manifestaciones racistas de Charlottesville, cuando trascendió que el asesor recomendó al presidente decir que hubo racismo  y violencia “de los dos lados”, en una manifestación neonazi que resultó en la muerte de una joven que marchaba contra estos.