Segundo juez federal bloquea veda a inmigrantes musulmanes

La discriminación religiosa “sigue siendo anticonstitucional”
Segundo juez federal bloquea veda a inmigrantes musulmanes
Otro juez se planta ante la veda.

WASHINGTON-  Un segundo juez federal bloqueó este miércoles la nueva versión de la veda a inmigrantes de países con mayoría musulmana, asestando otro revés por segundo día consecutivo para la Administración Trump.

En esta ocasión, el juez Theodore Chuang, del tribunal federal en Greenbelt (Maryland) afirmó que los propios comentarios del presidente Donald Trump, tanto durante la contienda como en su cuenta en Twitter, despejan dudas de que en realidad se trata de una veda musulmana que viola la Constitución.

Chuang, que el lunes realizó una audiencia sobre el asunto,  emitió su bloqueo temporal el propio día en que debía entrar en vigor la “proclamación 9645” que firmó Trump el pasado 24 de septiembre para restringir el ingreso a EEUU de inmigrantes de ocho países, seis de ellos de mayoría musulmana.

Chuang consideró que la nueva versión no es más que una “reanimación inextricable de la veda ya bloqueada dos veces antes”.

Además,  los demandantes que llevaron su caso ante su tribunal, “establecieron que podrían ganar sobre los méritos” de su queja, precisó el juez.

Omar Jadwat, abogado de la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU) y quien el lunes representó en la audiencia a los demandantes, dijo hoy que la nueva versión de la medida migratoria “sigue siendo una veda musulmana en su núcleo y, como las dos anteriores, también será derrotada en los tribunales”.

La discriminación religiosa, revistada de artificios, “sigue siendo anticonstitucional”, afirmó Jadwat.

La nueva versión de la veda migratoria impone restricciones al ingreo de inmigrantes de Chad,  Irán, Libia, Somalia, Siria y el Yemen, y añadió por primera vez a los de Corea del Norte y a funcionarios de alto rango del gobierno de Venezuela.

Según sus detractores, sin embargo, la inclusión de Corea del Norte y Venezuela es solo una “cortina de humo” para camuflar el hecho de que es una veda que discrimina a inmigrantes musulmanes.

El fallo de Chuang bloquea a nivel nacional las restricciones para los países de mayoría musulmana pero deja en pie las impuestas para Corea del Norte y Venezuela. En cambio, el fallo de ayer del juez federal Derrick Watson, en Hawaii, aplica el bloqueo a toda la proclamación.

Para el Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC) y la ACLU, queda claro un “patrón” en las cortes: por cada intento de la Administración de imponer la veda, los tribunales le responden con un rotundo “no”.

Horas después del fallo, una veintena de líderes demócratas del Senado, entre ellos Kamala Harris, Dianne Feinstein, Bob Menéndez y Cory Booker,  presentaron un proyecto de ley para bloquear la proclamación y suprimir fondos al gobierno federal para que la Administración Trump no pueda poner en marcha la veda a inmigrantes musulmanes.

La iniciativa también denuncia la ilegalidad de la proclamación de Trump, tomando en cuenta que el Acta de Inmigración y Nacionalidad de 1965 prohíbe la discriminación contra los inmigrantes por origen nacional.

La decisión judicial coincidió con una jornada de protestas hoy frente a la Casa Blanca y otras ciudades del país para impedir que la Administración continúe prácticas discriminatorias contra los inmigrantes musulmanes.

Con la etiqueta “#NoMuslimBanEver”, centenares de activistas llevaron a cabo una protesta frente al Hotel Trump en Washington.