Quién escribió y qué dice la “única” carta con membrete que sobrevivió el hundimiento del Titanic

La misiva acaba de ser subastada por una cifra récord

Guía de Regalos

Quién escribió y qué dice la “única” carta con membrete que sobrevivió el hundimiento del Titanic
La carta, escrita por Oscar Holverson, estaba dirigida a su madre. (Foto: Henry Aldridge & Son)

Una de las únicas cartas que se conoce que fue escrita abordo del Titanic, antes de que naufragara en el Atlántico, fue vendida en una subasta por un precio récord para este tipo de artículo.

La carta, escrita por el empresario y pasajero del Titanic, Oscar Holverston, alcanzó US$166.000.

El documento estuvo altamente cotizado por haber sido escrito el 13 de abril de 1912, un día antes de que la lujosa embarcación chocara contra un iceberg.

Es la única carta de la que se tiene conocimiento que fue escrita en papel membrete del Titanic y que sobrevivió a las aguas del Atlántico.

Holverson, un exitoso empresario estadounidense, le había escrito la carta a su madre, mientras viajaba a bordo del desafortunado buque con su esposa, Mary.

La pareja se había embarcado en el puerto inglés de Southampton con destino a su hogar en Nueva York.

(Foto: Henry Aldridge & Son)

Oscar Holverson, aquí con su esposa Mary, fue un exitoso empresario estadounidense.

En la nota, el autor expresa con admiración su entorno, describiéndole a su madre que “el barco es de un tamaño gigante, equipado como un hotel palaciego”.

Holverson, que tiene un estilo de escritura idiosincrático, también menciona haber visto “a la persona más rica del mundo del momento” -John Jacob Astor- a bordo del barco, acompañado por su esposa.

“Se ve como cualquier otro ser humano aunque tiene millones de dinero”, añade. “Se sientan afuera en la cubierta con el resto de nosotros”.

La casa de subastas Henry Aldridge & Son, que se especializa en objetos de interés histórico del Titanic, catalogó la carta como “la más importante jamás llevada a subasta”.

El subastador Andrew Aldridge declaró que ” aún si la carta estuviera virtualmente en blanco, estaría entre las más cotizadas , por la naturaleza del papel, las marcas y la historia”.

Pero el contenido la lleva a otro nivel “por la fecha, el hecho que cayó en el Atlántico y por las observaciones que contiene”.

Getty

En esta réplica de un camarote de primera clase del Titanic se aprecia el lujo que describe Holverson en su carta.

Una de esas observaciones que hizo Holverson en la carta, tristemente no se volvió realidad: “Si todo sale bien, llegaremos a Nueva York el miércoles AM”.

Cuando el Titanic se hundió, tanto Oscar Holverson como JJ Astor murieron junto con otras 1.500 personas .

Mary Holverson sobrevivió.

El cuerpo de su esposo fue recuperado y, adentro de su billetera, encontraron la carta.

Conserva todavía las manchas del mar salado y la marca de agua del la línea naviera White Star del Titanic.

La carta finalmente fue entregada a su madre.

Andrew Aldrige señala que “posiblemente sea la única carta escrita a bordo por una de las víctimas que fue despachada a su destinatario sin timbre postal”.

(Foto: Henry Aldridge & Son)

La carta conserva todavía las manchas del mar salado y la marca de agua del la línea naviera White Star del Titanic.

Holverson fue enterrado en el cementerio de Woodland, en Nueva York, sin nunca imaginarse que, 105 años después, su correspondencia generaría tanto interés.

Aldrige, que ha subastado desde unas llaves del Titanic por más de US$112.000 hasta un violín que se tocó antes del hundimiento, por unos US$1,5 millones, dijo estar entusiasmado de ver la carta.

“Es uno de los artículos más icónicos e importantes del Titanic en llevarse a subasta y demuestra que el interés en el barco y sus pasajeros continúa increíblemente fuerte”.

La subasta se llevó a cabo el sábado e incluyó unas llaves que pertenecían al camarero de primera clase del Titanic, por las cuales se pagaron $100.000.

Además, dos fotos inéditas del Titanic alcanzaron $32.000.

El récord mundial anterior para una carta del Titanic fue de $175.000, en abril de 2014, que fue escrita unas horas antes de que el barco chocara contra el iceberg.