Abogados cubanoamericanos tienden la mano a migrantes de otros países latinos

CABA pro bono comenzó ayudando a cubanos en los años noventa, pero ahora está virtualmente dedicada a ofrecer ayuda legal gratuita a víctimas de tráfico, niños no acompañados y otros migrantes de diversos países.
Abogados cubanoamericanos tienden la mano a migrantes de otros países latinos
Jóvenes que recibieron ayuda legal gratuita de CABA pro bono (Foto proporcionada)

La pequeña oficina legal que en los años 90 abrió en Miami para ayudar a cubanos con el inicio de la política “pie seco, pie mojado”, es ahora un bufete con seis abogados de tiempo completo que dedican buena parte de su tiempo a ayudar sin costo a todo tipo de clientes, incluyendo a muchos centroamericanos y latinos de otras nacionalidades.

CABA Pro Bono es un proyecto de la Barra de Abogados Cubano Americanos y el año pasado realizó hasta 3 millones de dólares en asistencia legal gratis para los clientes. El proyecto nació y continúa funcionando como una oficina legal que asiste en forma gratuita a quienes no pueden pagar su representación legal.

Javier Lopez, actual presidente del proyecto y socio en el bufete legal de Kozyak Tropin & Throckmorton en el sur de la Florida, dijo a La Opinión que la comunidad legal cubanoamericana responde a la necesidad de ofrecer asistencia a personas de cualquier país que no pueden pagar un abogado.

“CabaPro Bono representa a muchos individuos y familias que no tienen recursos”, dijo López en una entrevista. “Desafortunadamente, en Miami tenemos un gran problema con el tráfico humano y sexual. También asistimos a niños no acompañados de cualquier país. Imagínese ser un niño llegando a este país sin sus padres ni familias y tener que navegar este sistema legal”.

Los cubanos han tenido una situación privilegiada en las leyes migratorias de Estados Unidos desde hace décadas, desde que el Acta de Ajuste Cubano de 1966 convirtió el estatus de refugiado de los cubanos en un camino a la residencia permanente y la ciudadanía.

No ha sido así para millones de otros inmigrantes latinos incluyendo cientos de miles de centroamericanos y haitianos, entre otros, que han venido como refugiados y que estarían a punto de perder su estatus temporal por medio del TPS.

Un caso que atendió la organización fue el de Elmer, un joven salvadoreño que vino a Estados Unidos tratando de reunirse con su papá, que lo abandonó a los 3 años.  Cuando este lo rechazó, el joven buscó ayuda legal pero no podía pagar lo que le pedían. “Un día en la corte conocí a alguien de CABA pro bono y me dijeron que podían ayudarme gratis”, dice el joven en un video que está en la página de la organización.

López indica que la organización “está dispuesta a ayudar a quien lo necesite”. La única restricción es geográfica, ya que el bufete solo atiende a personas en el sur de la Florida.

“CABA Pro bono está dispuesto a ayudar a todos esos individuos que no tienen recursos. Podemos considerar una demanda para proteger y ayudar a las familias y usar diversos vehículos migratorios y que usamos todos los días”, dijo López. “Yo personalmente estoy dispuesto a ayudar a cualquier persona que me pida ayuda”.

El abogado, que ha sido galardonado con numerosos premios por su abogado filantrópico, ha trabajado con políticos republicanos, incluyendo como interno del procurador Alberto González durante el gobierno de George W. Bush y en la oficina del congresista Lincoln Diaz Balart.

López, sin embargo, es muy crítico de la actual administración en la Casa Blanca respecto a su trato de los inmigrantes y a la reciente decisión de TPS de suspender el programa para los Nicaragüenses.

“El hecho de que solo hayan dicho que lo cancelaban y que no hayan presentado ningún tipo de documentación sobre el por qué se tomó la decisión es problemático. Se supone que Trump había dicho que su gobierno sería “transparente”, dijo López. “Yo pienso que algunas organizaciones van a tratar de averiguar el por qué se tomó esa decisión”.

Entretanto, López invitó a inmigrantes en Miami con la necesidad de representación y que no pueden pagársela a comunicarse con CABA Pro bono al teléfono 305-646-0046 o info@cabaprobono.com