Siete universidades en México al borde de la quiebra

Rectores urgen a las autoridades educativas federales dar una solución
Siete universidades en México al borde de la quiebra
Universitarios
Foto: Shutterstock

MEXICO – Las universidades públicas de Morelos, Zacatecas, Estado de México, Nayarit, Tabasco, Oaxaca y Michoacán -que atienden en conjunto a alrededor de 200,000 estudiantes- están a un paso de la quiebra sin que hasta el momento haya una solución a la crisis económica derivada de la reducción del presupuesto, contratación de personal sin límites y un sistema de pensiones insostenible.

“Nuestra  institución sólo tiene para pagar la segunda quincena de octubre, pero no podrán cubrir las cuatro quincenas que restan de este año ni las prestaciones decembrinas, en especial el aguinaldo’’, advirtió Salvador Malo, rector de la Universidad Autónoma de Nayarit, Ignacio Peña González durante una reunión ante autoridades de Educación Pública (SEP) y Universidades Públicas.

En días pasados, Alejandro Vera Jiménez, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, dio a conocer un documento firmado por un alto funcionario de la SEP en el cual se le notificó que el gobierno federal no podría ‘“otorgar a la institución académica el apoyo financiero que solicitó a para concluir los pagos para este año’’ por la situación de emergencia que derivaron los sismos del pasado 7 y 19 de septiembre.

“Estamos en quiebra técnica’’, reconoció por su parte la Universidad Autónoma de Zacatecas donde se ha dejado de pagar de manera intermitente a maestros y personal administrativo; en el resto del estados, también ha habido huelgas, plantones y paros.

El problema, aunque también señala a un trasfondo de bajo presupuesto, apunta principalmente a un voraz sistema de pensiones, tal y como lo reconocen funcionarios y analistas.

“Esta situación ya había sido diagnosticada desde el año 2010 por la propia SEP, donde el estudio actuarial la ‘Evaluación del ahorro y diagnóstico de los resultados obtenidos por las reformas a los beneficios que otorgan a sus trabajadores’, arrojó que de las 33 universidades públicas estatales analizadas, la situación financiera de 21 de ellas no solo podía desestabilizar la economía de las instituciones, sino también la de los estados y la del gobierno federal’’, recordó la senadora María del Rocío Pineda.

Francisco Aguirre, actuario del despacho Valuaciones Actuariales del Norte, coincidió en su estudio ‘Pensiones en México y en las Universidades Públicas’  en el que detalló que las universidades operan en números rojos porque el sistema de jubilaciones están estructuradas prácticamente para una sociedad utópica.

En ellas, los trabajadores se jubilaban con 30 años de servicio y con sueldos muy altos, en algunos casos hasta con doble pensión, por lo que las universidades están destinando entre 30% y hasta 80% de sus recursos en esos pagos.

La quiebra no es un asunto menor. Actualmente existen en México alrededor de  5,343 universidades con una población estudiantil de 3.65 millones, de las cuales 2,180 son públicas y 3,163 privadas, sin embargo, las que encuentran en aprietos representan algunos del los índices poblacionales más altos  (Estado de México), con alta marginación (Oaxaca) o expulsión de mano de obra barata a EEUU (Michoacán).

“Tenemos que apoyar a esas universidades’’, advirtió la senadora Pineda sobre los retos ante la disminución del presupuesto educativo para 2018 que ronda los 10,500 millones de dólares en su equivalente en pesos.

La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior anunció que apoyara a salir adelante a las escuelas afectadas sin embargo no detalló cómo lo haría.

Las universidades públicas tampoco han encontrado un esquema que las haga auto sustentables pues aunque tienen autonomía administrativa aún dependen del presupuesto federal y estatal para sobrevivir y  cuando han intentado implementar cuotas simbólicas se han enfrentado a huelgas y alborotos estudiantiles.

“Las instituciones deben encontrar pronto un modelo que las sostenga si no quieren sacrificar las condiciones de las pensiones’’, advirtió Aguirre.