Humberto Vilte, el tripulante 45 del ARA San Juan que bajó a último minuto

Se bajó en Tierra del Fuego porque recibió una llamada para avisarle que su madre estaba grave ; ahora regresó a Mar del Plata

Guía de Regalos

Humberto Vilte, el tripulante 45 del ARA San Juan que bajó a último minuto
Humberto Vilte/ Facebook
Foto: Facebook

Por Gabriela Origlia 

ARGENTINA – “Su mamá le volvió a dar la vida”. Así definió Anabella, amiga de René Humberto Vilte, el “milagro” del tripulante del ARA San Juan, quien cumplía la travesía en el submarino y tres días antes de que zarpara desde Tierra del Fuego a Mar del Plata, se bajó porque le avisaron que su madre estaba enferma.

Jujeño de origen, lleva varios años viviendo en Mar del Plata -a donde se trasladó por su trabajo- y allí está de nuevo ahora. Desde Tierra del Fuego viajó a Jujuy a ver su madre internada y, cuando desapareció el submarino, regresó a la base naval.

En diálogo con LA NACION, Anabella contó que lo llamó “conmocionada” por la historia del submarino y fue entonces cuando él le comentó que había estado en la tripulación y se bajó para ver a su mamá, quien ya está estabilizada.

“No dijo nada de nada del submarino, sólo que había bajado. Después vi su foto y sus datos en las listas. Angustiante, terrible”. Las nóminas que circulan no son oficiales.

Entre los medios jujeños la primera señal de confusión surgió cuando Vilte aparecía en esas listas pero no en la que el gobierno provincial entregó de los tripulantes de ese origen que estaban en el Ara San Juan: Jorge Mealla, Aníbal Tolaba, Leandro Fabián Cisneros, Hugo Herrera, Franco Espinoza, Daniel Polo, Víctor Coronel y Hugo Aramayo.

“Hablé con el primer día que salió su foto. Me dijo que se había quedado en Usuahia, por un problema de salud que tenía un familiar. Que está bien físicamente pero estaba muy preocupado por sus compañeros y amigos”, relató a LA NACION otra amiga, Carolina.

“Beto” -como le dicen sus amigos- estudió en la Escuela Nacional N°3 de Jujuy y, al terminar la secundaria, se fue de la provincia. “Muy buena persona” lo describe María, quien lo conoció en una fiesta de la primavera, la que comparten todos los estudiantes jujeños.

Vilte estudió en la Escuela de Submarinos y Buceo e ingresó después a la Armada. Sus amigos no pudieron volver a hablar con él en las últimas horas porque no atendió el teléfono.

Hubo varias versiones respecto a quiénes reemplazaron a Viana en Tierra del Fuego; un nombre fue el de su comprovinciano Mealla. “No es así, mi hijo subió en Mar del Plata y me llamó desde Ushuaia para contarme que embarcaba de nuevo”, señaló a este medio Zulma Burgos, su mamá.

Ella viajó a Mar del Plata y se aloja en la casa de otro jujeño. “Nunca nadie nos dijo oficialmente que algunos se bajaron y otros subieron en Tierra del Fuego. Jamás”, responde ante la consulta puntual de LA NACION. A Viana, hasta ahora, no lo han visto.

El otro supuesto reemplazante mencionado fue Alejandro Damián Tagliapietra. Luis, su papá, confirmó a este diario que no fue así: “Comenzó el viaje en Mar del Plata. Me alegro por el chico jujeño que se salvó”.

Ayer Vilte actualizó su muro de Facebook con una cinta negra sobre el logo de la Armada. Varios comentarios se alegran de que esté vivo y comparten la tristeza que está atravesando por sus compañeros.

 

 

El resto de su actividad en la red social se concentra en festejos de River Plate, club del que es fanático y en fotos con su familia.