Republicano homófobo acosaba a hombres jóvenes a través de Facebook

Wes Goodman, casado con una mujer, es señalado como "depredador sexual" de hombres

Guía de Regalos

Republicano homófobo acosaba a hombres jóvenes a través de Facebook
Goodman reconoció los hechos y renunció.
Foto: Casa de Representantes de Ohio

El congresista republicano de Ohio, Wes Goodman, conocido por su defensa a los valores de la familia tradicional y expresiones homófobas, tuvo que renunciar tras admitir que tuvo relaciones sexuales con un hombre en su oficina, pero ahora enfrenta al menos 30 acusaciones de jóvenes de entre 18 y 24 años edad.

Goodman se enfrenta a una serie de quejas luego de que supuestas víctimas compartieron capturas de pantalla de conversaciones con el sitio web de noticias de derecha The Independent Journal Review.

Según el portal, Goodman contactó regularmente a hombres, por lo general con edades entre 18 y 24 años a través del Messenger de Facebook.

Las conversaciones con frecuencia se volvieron sexualmente explícitas, con Goodman enviando mensajes sugestivos y fotos de sus genitales en Snapchat, informa el sitio web.

Una presunta víctima, que deseaba permanecer en el anonimato, le dijo al IJR que recibió una solicitud de amistad de Goodman, quien comenzó a discutir “varias cosas políticas”, pero dos semanas más tarde, solicitó los detalles del Snapchat del hombre.

“Constantemente me envió Snaps y siempre comentaba mis historias”, dijo la víctima, quien aseguró que le preguntó sobre cuántas váginas había tenido en su vida. “Y me preguntaba qué estaba haciendo los viernes y sábados por la noche”.

El joven agregó: “Entonces, él me envió videos de él masturbándose, así como fotos de penes. También envió otro Snapchat preguntándome qué tan grande era mi pene”.

De acuerdo con el IRJ, decenas de hombres compartieron experiencias similares de sus encuentros en línea con Goodman.

El político también fue acusado de buscar a tientas a un estudiante de 18 años en 2015 después de una recaudación de fondos, según el Washington Post.