FIFA sufre para conseguir el dinero del Mundial de Rusia 2018

Hay quienes piensan que debe cambiar de nombre

Guía de Regalos

FIFA sufre para conseguir el dinero del Mundial de Rusia 2018
Gianni Infantino, presidente de la FIFA
Foto: EFE

Las finanzas de la FIFA cuadran poco por estos días. El organismo rector del fútbol tiene problemas para recoger el dinero que cubra todo los gastos relacionados con el Mundial de Rusia 2018.

Un reporte del New York Times prueba que el escándalo de sobornos y lavado de dinero golpeó a la FIFA donde más le duele: el dinero de los patrocinadores. Compañías como Sony y Emirates Airlines dejaron de apoyar el evento, aunque el mayor problema ha sido conseguir el auspicio de compañías rusas. El Mundial de Brasil 2014 tuvo ocho patrocinadores locales, mientras que en Rusia sólo Gazprom y Alfa Bank se han sumado a la causa.

La FIFA vendió todo su programa de patrocinadores del Mundial de Brasil 2014 seis meses antes del sorteo de los grupos. Este año sólo ha vendido 1 de los 20 cupos a nivel regional. La salvación han sido nuevos acuerdos con compañías de China y Qatar.

El apoyo de empresas del país organizador es vital en términos de dinero pero también en lo que respecta a generar expectativa ya que conoce el mercado. Si alguien visita Rusia por estos días notará que es poca la publicidad local del evento. Esto se suma a que todavía no se han vendido los derechos de transmisión de televisión a nivel local ya que las cadenas rusas se niegan a pagar $100 millones de dólares.

El Mundial de Brasil vendió $650 millones más en patrocinios que el de Suráfrica 2010. La misma FIFA estima que en 2018 habrá una regresión a la cifra de hace ocho años.

“Es una marca tóxica”, dijo al Times el experto en patrocinios deportivos Patrick Nally. “A menos que sea de China, donde no importa lo que pasa en una corte de Estados Unidos, es difícil que una corporación quiera estar relacionada con FIFA”.

La situación es tan delicada que Nally aconseja un cambio de nombre a la FIFA.

Los pocos ingresos podrían traer una nueva crisis política en la organización ya que Gianni Infantino prometió repartir $1,000 millones de dólares a las federaciones. Si no llega a cumplir, su reelección está en duda.