ICE promete deportar a mexicano absuelto por asesinato de Kate Steinle en San Francisco

El asesinato de Steinle desató un furioso debate nacional sobre las "ciudades santuario"
ICE promete deportar a mexicano absuelto por asesinato de Kate Steinle en San Francisco
Combo de fotos deKate Steinley José Inés García Zarate.
Foto: captura de pantalla de cbs San Francisco

WASHINGTON—Un jurado en San Francisco (California) absolvió este jueves al mexicano José Inés García Zarate del asesinato en julio de 2015 de la estadounidense Kate Steinle, pero la Administración Trump condenó el dictamen y prometió deportarlo del país.

El caso contra García Zarate desató desde sus inicios un álgido debate nacional sobre las ciudades “santuario”, porque el hombre ya había sido deportado de EEUU cinco veces, y era requerido por las autoridades federales para volver a expulsarlo del país. Pero el hombre, de 54 años, salió libre de una cárcel local antes de que las autoridades de Inmigración pudiesen tenerlo bajo su custodia.

En 1989, San Francisco adoptó su política de “ciudad santuario”, como muchas otras que restringen la cooperación de las autoridades locales con los agentes federales para el cumplimiento de las leyes de inmigración, que son una tarea del gobierno federal.

Aunque el jurado de seis hombres y seis mujeres –entre éstos tres inmigrantes- lo absolvió de los cargos de asesinato de Steinle, sí lo declaró culpable de ser un criminal en posesión de un arma de fuego.

García Zarate, alias Juan Francisco López Sánchez, nunca negó haber disparado contra Steinle, de 32 años, mientras ésta caminaba con su padre y se tomaba fotos con él en el muelle de San Francisco, pero durante el juicio su abogado defensor insistió en que el arma se disparó de forma accidental.

García Zarate había encontrado el arma, un revólver Sig Sauer de calibre .40 que fue robado de un vehículo federal,  y cuando se disparó sola, la bala rebotó en el pavimento e hirió de muerte a Steinle, según argumentó durante el juicio su abogado Matt González.

Preparan deportación

El subdirector de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), Tom Homan, condenó el dictamen y reiteró que la negativa de San Francisco a cumplir con las órdenes de la agencia federal para retener a detenidos mientras aguardan traslado a custodia federal es una “descarada amenaza a la seguridad pública mina el estado de Derecho”.

La tragedia del caso de Steinle pudo haberse prevenido si García Zarate hubiese sido entregado a la custodia de ICE, como se solicitó, en vez de ser puesto en libertad, dijo Homan.

“Es inadmisible que los políticos en todo el país continúan poniengo en peligro la vida de los esatadounidenses con políticas santuario mientras ignoran el daño causado a sus votantes. Cuando concluya el caso, ICE tomará custodia del señor García Zarate y eventualmente lo sacará del país”, prometió Homan.

En el pasado, Homan también se comprometió a desplazar más agentes de ICE a “ciudades santuario” para expandir las operaciones de detención y deportación de inmigrantes indocumentados.

También el fiscal general, Jeff Sessions, se sumó a las críticas por el dictamen en el caso, y se hizo eco de la queja de Homan de que las jurisdicciones “santuario” ponen en riesgo la seguridad pública.

“La decisión de San Francisco de proteger a extranjeros criminales condujo a la muerte prevenible y desgarradora de Kate Steinle… (García Zarate no hubiese estado en las calles de San Francisco si la ciudad hubiese simplemente hubiese honrado la orden de detención de ICE”, se quejó Sessions.

El fiscal general ha sido objeto de demandas por intentar suprimir fondos para las ciudades “santuario”, tal como lo pide una orden ejecutiva que firmó el presidente Donald Trump en enero pasado para castigar la no cooperación con los agentes de ICE.

“El Departamento de Justicia seguirá asegurando que todas las jurisdicciones pongan la seguridad de sus comunidades por encima de la conveniencia de extranjeros criminales. Urjo a los líderes de las comunidades de la nación a reflexionar sobre el resultado de este casoy evalúen cuidadosamente el daño que le hacen a sus ciudadanos al negarse a cooperar con los oficiales policiales federales”, puntualizó.

?>