Más restaurantes de cadena avanzan para limitar los antibióticos en la producción de carne

Un nuevo reporte descubre grandes cambios en las políticas, especialmente con el pollo

Guía de Regalos

Más restaurantes de cadena avanzan para limitar los antibióticos en la producción de carne
Subway es una de las cadenas de fast food mejor calificadas.
Foto: Getty Images

Más de la mitad de las 25 cadenas de comida rápida y restaurantes casuales más grandes de Estados Unidos ahora han establecido políticas que limitan o eliminan el uso de antibióticos en la producción de carne roja y pollo que sirven en sus restaurantes.

“Reacción en Cadena III: Cómo los principales restaurantes se califican en la reducción del uso de antibióticos en su suministro de Carne” (PDF) fue producido por Friends of the Earth, Natural Resources Defense Council, Center for Food Safety, Food Animal Concerns Trust, U.S. Public Interest Research Group y Consumers Union, la división de políticas y movilización de Consumer Reports.

“Los restaurantes de comida rápida son importantes compradores de carne roja y pollo,” dice Jean Halloran, directora de Iniciativas de Políticas de Alimentos en Consumers Union. “Cuando cambian a carne y pollo producido sin antibióticos, puede afectar toda la cadena alimentaria.”

Los 14 restaurantes en la lista de este año que se han comprometido a reducir el uso de antibióticos representan dos terceras partes de todo el ingreso de la industria de comida rápida.

Entre los restaurants que hicieron mejoras este año, los cambios en las políticas de pollo fueron responsables de todo el progreso. La disponibilidad de carne de res y cerdo “sin antibióticos” en las cadenas de comida rápida sigue siendo muy limitada, de acuerdo con el reporte.

Durante décadas, los antibióticos han sido suministrado a animales destinados a la alimentación saludables para prevenir las enfermedades que podrían contraer en condiciones de fábricas llenas y no saludables. Esta práctica contribuye significativamente a la resistencia a los antibióticos, en que las bacterias que causan la enfermedad no responden a los medicamentos, volviéndolos inefectivos.

Casi dos terceras partes de los consumidores reportan estar extremadamente o muy preocupados sobre cómo  antibióticos a los animales destinados a la alimentación para crear nuevas bacterias que puedan provocar enfermedades que los antibióticos no puedan curar, de acuerdo con una encuesta nacionalmente representativa de 2016 de CR hecha a más de 1,000 personas.

“En Estados Unidos, más del 70% de los antibióticos que son importantes para la medicina humana se venden para uso en animales, no en personas; y la mayoría de estos se suministran rutinariamente a animales que ni siquiera están enfermos,” dice Lena Brook, M.E.S., una defensora de políticas de alimentos en el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, una de las coautoras del reporte. “Cuando utilizas antibióticos de esta forma rutinaria, la resistencia ocurre, y esa bacteria resistente entonces puede escaparse de las granjas y encontrar el camino hasta las comunidades”.

“Los consumidores tienen una influencia enorme sobre el comportamiento de las compañías”, dice Brad Spellberg, M.D., oficial en jefe médico en el Condado de Los Ángeles y en la Centro médico de University of Southern Carolina. “Si los consumidores exigen carne libre de antibióticos, esto llevará a la reducción en el uso de antibióticos en las zonas agricultoras, lo cual alentará la propagación de la resistencia antibiótica”.

Las Calificaciones de los Restaurantes

Las 6 organizaciones ambientales, de salud y de los consumidores mencionadas anteriormente han producido el Reporte de Reacción en Cadena así como la Tabla de Calificaciones sobre Políticas y Prácticas de Antibióticos anualmente desde 2015. La meta del reporte es alentar a las compañías a adoptar políticas buenas que prohíban el uso rutinario de antibióticos en animales saludables de todos los tipos de carne que vendan.

Las 25 compañías recibieron una encuesta y sus respuestas, junto con las declaraciones públicas en prensa o en sus sitios web, fueron utilizadas para calcular la calificación en la tabla.

Varios factores son parte de la calificación. El 40% de la calificación está basado en la política de uso de antibióticos de la compañía y si tienen un calendario para implementarla. La implementación vale por el 32% de la calificación. El 28% restante de la calificación se basa en la transparencia (usando a los inspectores externos para verificar que estén utilizando y se adhieran a sus políticas y que mantengan a sus consumidores constantemente al tanto del progreso) y responder a la encuesta, lo cual hicieron 16 compañías de las 25 que contactamos este año.

El número de cadenas de comida rápida y comida casual que recibieron calificaciones aprobatorias este año fue el triple que el número de 2015, el primer año del reporte.

Panera Bread y Chipotle están a la cabeza con calificación de A, por tercer año consecutivo. Casi toda su carne roja y de pollo es producida sin antibióticos. Subway mejoró de la B del año pasado a B+ después de convertir todo el pollo que sirve a pollo “sin antibióticos”. Planea hacer lo mismo con el pavo para 2019 y con la carne de res y cerdo para 2025.

Chick-fil-A, McDonald’s, Taco Bell y Wendy’s obtuvieron Bs y Cs por sus fuertes políticas sobre antibióticos en el pollo. McDonald’s anunció recientemente que no servirá pollo producido con los antibióticos más valiosos para la medicina humana en sus restaurantes de todo el mundo para 2027. (Actualmente no vende pollo producido con antibióticos importantes para la medicina humana en Estados Unidos).

KFC mejoró su calificación notablemente de la F del año pasado a una B-  después de comprometerse a vender solo pollo producido sin antibióticos médicamente importantes para finales de 2018.

Algunas cadenas más pequeñas no representadas en la tabla también están progresando. Por ejemplo, todo el pollo que se sirve en Dickey’s BBQ está libre de antibióticos, así como toda la carne de res, cerdo y pollo servida en Cheesecake Factory.

Burger King, Dunkin’ Donuts, Jack in the Box y Starbucks subieron de una F el año pasado a una D, uniéndose a otros como Papa Johns y Pizza Hut. Estas cadenas recibieron una calificación de “D” por tener políticas limitadas sobre antibióticos o por no implementarlas en su totalidad aún.

Applebee’s, Arby’s, Buffalo Wild Wings, Chili’s, Cracker Barrel, Dairy Queen, Domino’s Pizza, IHOP, Little Caesars, Olive Garden, y Sonic obtuvieron una “F” por no tener ninguna política de antibióticos establecida.

Contactamos a la Asociación Nacional de Restaurantes  para pedir comentarios y te mantendremos al tanto de esta historia cuando tengamos respuestas.

A la Carga con el Pollo

Las técnicas utilizadas para criar pollos sin antibióticos están mejor desarrolladas que las de reses y cerdos, dice Halloran, y la industria del pollo ha dado grandes pasos hacia la eliminación del uso rutinario de los medicamentos. De acuerdo con el reporte, la mitad del pollo en Estados Unidos hoy en día es producido bajo un programa de control de antibióticos o lo estará antes de 2020.

Panera Bread y Chipotle son las únicas cadenas que limitan los antibióticos en la carne de res y cerdo a la par que la de pollo. Subway es la única otra compañía que ha hecho un compromiso público para comprar res y cerdo libre de antibióticos. McDonald’s recientemente dijo que planea reducir los antibióticos en la carne de res y cerdo en todo el mundo pero no ofreció detalles ni estableció un calendario para lograr este objetivo.

“Sabemos que cuando los grandes compradores, como McDonald’s, Subway y hasta KFC del mundo dan un paso adelante, esto realmente manda un mensaje claro a los productores de que no solo se demanda responsabilidad en la producción de carne y pollo sino que los cambios son significativos para la salud”.

Si poder comprar más fácilmente carne y pollo libres de antibióticos es importante para ti, Halloran tiene este consejo: “No importa dónde comas, pregunta a los gerentes de los restaurantes sobre sus prácticas y políticas de proveedores de carne y asegúrate de que sepan que estás buscando opciones que sean no solo más saludables para ti, sino también para los animales y el ambiente, incluyendo la carne producida sin el uso rutinario de antibióticos.”