Juega el juego de los precios dinámicos para ganar

Los precios en línea de productos y pasajes aéreos en temporada navideña pueden variar de un día a otro, e incluso de un momento a otro. Puedes aprovechar esto a tu favor
Juega el juego de los precios dinámicos para ganar
Las tiendas en línea bajan de un momento a otros sus precios.
Foto: Shutterstock

Si alguna vez dejaste algún producto en un carro de compras de Amazon por un par de días, puedes haber visto una alerta cuando regresaste que te indicaba que el precio bajó, o aumentó. Eso es resultado de los precios dinámicos. Muchas tiendas en línea varían sus precios a medida que monitorean los precios de sus competidores y la demanda de los clientes. Algunas hasta utilizan información sobre tus hábitos de compra y tu ubicación para fijar los precios que luego verás.

“Esta forma de hacer negocios no es necesariamente ilegal”, dice Norman Silber, profesor de Leyes del consumidor de la Universidad Hofstra en Hempstead, New York, y ex miembro de la junta directiva de CR. La excepción, dice él, es la fijación de precios que busca asfixiar a la competencia, o que considere factores prohibidos, como raza o género.

Los precios dinámicos les permiten a las tiendas explotar las diferencias entre los  consumidores, destaca Z. John Zhang, profesor de Marketing de la Escuela de negocios Wharton de la Universidad de Pennsylvania. “Es casi un juego que juegan las tiendan”, expresa.

Pero también es un juego que tú puedes jugar.

Deja los productos en el carro de compras. Si no tienes apuro, inicia sesión y coloca esa cámara digital en el carro de compras. Vuelve a visitar el sitio en unos días y quizás encuentres un precio más bajo. Sin embargo, debes tener cuidado, ya que los precios también pueden subir.

Utiliza un código postal diferente. En un informe del Wall Street Journal, se descubrió que algunas tiendas en línea cobraban precios diferentes según el código postal. Home Depot, una de las tiendas estudiadas, indicó que determina sus precios en línea según el precio de la tienda física más cerca al consumidor (los precios en las tiendas pueden variar según su ubicación). Ingresa el código postal de un amigo o pariente o pídele a alguien que compre por ti. Asegúrate de que cualquier costo de envío adicional e inconveniente no afecte lo que vayas a ahorrar.

Utiliza alertas de precios. Puedes configurar notificaciones en Amazon para notar cambios de precios con herramientas como camelcamelcamel y Honey. Los sitios web de viajes como Expedia, Kayak y Travelocity ofrecen alertas sobre cambios de precios para itinerarios específicos o estadías de hotel.

Compra pasajes aéreos para la temporada navideña con o sin cookies habilitadas. En sitios como Hotwire, Kayak y Google Flights, busca varias veces durante distintos días, con y sin borrar tu historial o cookies, los archivos de datos que registran búsquedas web previas. (Dirígete a la sección “historial” o “privacidad” de tu navegador y busca “borrar caché”, borrar cookies o “borrar los datos de navegación”). Cuando los testers de CR intentaron hacer esto con vuelos idénticos en 9 sitios diferentes en el 2016, los precios variaron por hasta $238 dólares.