Señales del destino

Ojalá que en 2018 ganemos la batalla al miedo y sepamos reconocer esas señales
Señales del destino
A cumplir nuevas metas en el año que está por empezar.

Cada día estoy más segura de que el destino es un camino lleno de señales en el que el Universo coloca personas claves para que nos ayude a irlas reconociendo.

En algunos casos no le hacemos caso a esas personas y desaparecen con todo y señal.
Y con ellas se esfuma también la posibilidad de un cambio.

En una frase más clara: desaparece la posibilidad de un sueño cumplido.
Otras veces, esas personas se convierten en nuestras antenas y se encargan de mandar la señal que cambiará nuestro destino.

Hace dos meses, mi compañero de trabajo Víctor Santiago, Productor General de Despierta América, y yo, tuvimos un meeting de esos que ocurren todos los meses y en el que se repiten resultados.

Esa vez, sin embargo, decidí romper la monotonía y preguntarle a John, un analista muy inteligente, jovencito y tímido, cuál era su gran sueño.

“Quiero estudiar cine”, me contestó entre dientes y seguramente sorprendido por mi pregunta tan fuera de lugar. Víctor, que lo escuchaba en silencio, le dijo cuando terminó el meeting:
“Pasa por mi oficina. Tengo una revista que tiene las mejores escuelas para estudiar cine”.

Yo nunca supe si John pasó por la oficina de Víctor y a decir verdad no le di mayor importancia a la revista.
Hace dos días volvimos a tener el meeting con John, pero esta vez él no comenzó ofreciendo resultados basados en sus análisis.
Esta vez el gran resultado era el que había logrado esa revista que le había dado Víctor.
“Vengo a decirles que me mudo a Carolina del Norte”, nos dijo muy feliz. “Desde que Víctor me dio esa revista, la puse en mi escritorio y no podía dejar de mirarla. Me voy a estudiar cine”.

Víctor, sin sospecharlo, se convirtió en la antena que le mandó la señal a John.
Y así, un día en el que el valor aplastó al miedo, John le dio un giro al timón de su vida y se desvió por el camino que lo conducirá a cumplir su gran sueño.

Que en este 2018 le ganemos la batalla al miedo para que nos libre de las interferencias que crea y todos podamos reconocer claramente a ese Víctor que nos trae esa gran señal.

?>