El príncipe Harry no invitaría a Obama a su boda por “culpa” de Trump

Y eso que son grandes amigos
El príncipe Harry no invitaría a Obama a su boda por “culpa” de Trump
Barack Obama y el príncipe Harry se han vuelto grandes amigos.
Foto: Chris Jackson/Getty Images for the Invictus Games Foundation

El expresidente Barack Obama y el príncipe Harry han construido una sólida amistad. En diferentes ocasiones han sido captados en eventos, han emprendido proyectos juntos y hasta realizaron una entrevista para la cadena BBC, sin embargo el expresidente podría no estar invitado a la boda real con Meghan Markle, programada para mayo.

Y es que la política puede interferir entre estos dos amigos, pues la oficina de asuntos exteriores británica ha sugerido no invitarlo para no dañar la relación diplomática con los Estados Unidos.

De acuerdo con Duncan Larcombe, biógrafo de la realeza británica, es poco probable ver a los Obamas en el enlace que se llevará a cabo en Windsor Castle. A las interpretaciones políticas, hay que sumar que Donald Trump no ha acudido en visita oficial como presidente al Reino Unido, ni a visitar a la Reina.

De acuerdo con el protocolo, la realeza debe permanecer neutral en cuestiones políticas y como muestra está la boda de Kate Middleton y el príncipe William, a la que no se invitó a ningún líder extranerjo.

“Había líderes religiosos, miembros de la familia real y países de la Commonwealth”, recordó Larcombe en declaraciones a Town And Country.

La virtual invitación al actual presidente Donald Trump ha despertado todo tipo de suspicacias. Hay versiones que niegan la posibilidad por algunos dichos que hizo el magnate sobre “Lady Di” en el pasado, otros aseguran que las diferencias políticas con el estado británico serán el pretexto para no invitarlo.

De acuerdo al explosivo libro “Fire and Fury”, Trump habría sugerido que “evaluaría” su relación con el Reino Unido si no es invitado, pues para él se trata de un evento lleno de pompa y que le puede atraer “ratings”, como es “su manera de pensar”.

Así que Harry cortaría por lo sano, ni Obama, ni Trump, en su boda.

?>