Haití y El Salvador exigen “respeto” de Trump por comentarios sobre “países de mierda”

Exigen disculpas
Haití y El Salvador exigen “respeto” de Trump por comentarios sobre “países de mierda”
¿Deberá disculparse?
Foto: Chip Somodevilla/Getty Images

WASHINGTON— El presidente Donald Trump ofreció este viernes una ambigua negación sobre comentarios vulgares respecto a inmigrantes de Africa, Haití y demás países amparados al programa de “Estatus de Protección Temporal” (TPS), pero eso solo aumentó las tensiones diplomáticas, mientras Haití y El Salvador exigieron “respeto”.

Trump negó a través de Twitter que haya dicho comentarios respecto a “países de mierda” al discutir ayer con líderes del Senado una solución para “DACA”, aunque sí admitió que utilizó “lenguaje duro”.

El Salvador protesta ante Estados Unidos por expresión de Donald Trump

Sus comentarios se produjeron en el contexto de una propuesta bipartidista en la que los senadores pidieron dar prioridad a los “tepesianos” en la “lotería de visas” que Trump y los republicanos quieren eliminar.

El senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, y otros legisladores presentes en la reunión, aseguraron hoy que Trump sí hizo comentarios derogatorios y sugirió que EEUU debía mejor alentar la inmigración de países nórdicos como Noruega.

Poco más de 320,000 inmigrantes indocumentados están amparados al TPS, incluyendo cerca de 200,000 salvadoreños y unos 60,000 haitianos, y los activistas urgieron hoy al Congreso a que adopte leyes para proteger tanto a los Dreamers como a los tepesianos.

Exigen disculpas

Al cumplirse hoy el octavo aniversario del terremoto que causó la muerte a unas 200,000 personas en Haití, por el que recibió el TPS, líderes de la diáspora haitiana en EEUU, que supera los 630,000, exigieron disculpas de la Administración Trump.

El gobierno de Haití dijo en un comunicado que está “profundamente indignado e impactado” por los comentarios “irrespetuosos e insultantes” hacia la comunidad haitiana.

Sus comentarios reflejan una “visión simplista y totalmente errónea” sobre la comunidad haitiana y sus contribuciones, y no son propios de las virtudes que debe cultivar un líder político de alto nivel, indicó.

Los lazos de amistad con EEUU datan de 1779, cuando 500 soldados, liderados por Lafayette, lucharon junto a los estadounidenses durante la guerra de Independencia, y en otras batallas. Los haitianos han contribuido y contribuyen “a la prosperidad y grandeza de EEUU”, continuó la nota, que exigió “respeto a la dignidad” de los haitianos.

El embajador de Haití ante la Casa Blanca, Paul Getty Altidor, dijo que el gobierno de Puerto Príncipe solicitó un encuentro con el “número dos” de la embajada de EEUU en esa capital para que explique los comentarios de Trump.

“Si hizo esos comentarios, el presidente o no tiene información o educación sobre Haití y su pueblo”, dijo Altidor en una declaración escrita.

Altidor dijo que su oficina ha estado inundada de mensajes de solidaridad y de disculpas en nombre del pueblo estadounidense.

Por su parte, el gobierno salvadoreño presentó una nota de protesta ante EEUU en el que destacó la cooperación de los salvadoreños en la reconstrucción del Pentágono tras los atentados del 9/11, y la reconstrucción de Nueva Orleans tras el huracán “Katrina” en 2015, y en numerosas misiones de paz en el ámbito internacional.

“El Salvador demanda respeto a la dignidad de su noble y valiente pueblo, en el marco de los principios que rigen las relaciones entre los Estados, y en el contexto de los vínculos históricos vigentes entre ambas naciones, los cuales seguiremos trabajando por fortalecer”, puntualizó.

Implícito en los comunicados está la expectativa de una disculpa por parte de la Administración Trump.

Países africanos agrupados en la Comisión de la Unión Africana afirmaron que los comentarios no reflejan “una conducta y práctica aceptables”.

Mientras, el portavoz de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Rupert Colville, sin tapujos, dijo que los comentarios de Trump fueron “racistas”.

Las redes sociales se encendieron con mensajes de condena a Trump y solidaridad con los inmigrantes, y la etiqueta más usada fue “#paísesdemierda” (“#shitholecountries”).

Lejos de ofrecer una disculpa, Trump culpó a los demócratas de querer provocar un cierre del gobierno el próximo 19 de enero, cuando agote sus fondos.

Los demócratas insisten en que el “Dream Act” para legalizar a los “Dreamers” sea incluido en un paquete presupuestario, mientras Trump y los republicanos replican que ambas medidas deben tratarse por separado.