“Mexamérica”, una comunidad bicultural imparable

Un libro que, como dice el periodista Jorge Ramos, "permite ver todo lo que Trump y su retórica quiere ocultar"
“Mexamérica”, una comunidad bicultural imparable
Fey Berman escribió sobre la diversidad de la cultura mexico-americana.
Foto: Cortesía

Debido a su tono de piel y a su nombre y apellido, un estadounidense descendiente de mexicanos le dijo alguna vez a Fey Berman que ella no parecía mexicana como él. “¿Naciste en México? ¿Has vivido en México?”, le espetó ella. Él dijo que no. “¿Qué te hace a ti más mexicano que a mí que nací en México y tengo familia allá y tengo una gran conexión con el país?” Él ya no supo que responder.

Esta anécdota muestra parte de la diversidad de los mexicanos: no todos son morenos ni con nombres hispanos, pero ninguno es peor o mejor, simplemente son distintos, tan diferentes como lo son los “mexamericanos”, cada uno de los 35.7 millones de descendientes de ese país, incluidos los indocumentados, gente que viven en los Estados Unidos, que llegaron con su cultura y que, consciente o inconscientemente, están absorbiendo otras costumbres, mezclándolas, enriqueciéndolas.

Berman ha documentado esa diversidad, las cual forma un todo, y decidió, a través de sus ensayos sobre arte, cultura, sociedad y política, unir dichas multi-realidades en su libro “Mexamérica”, editado por Proceso.

Podría decirse que esta doctora en artes es una de las “primeras mexicanas” que llegó a Nueva York, donde ha vivido durante más de 30 años, escribiendo principalmente de arte y cultura, aunque la realidad la llevó a hablar también de política.

“Cuando llegué aquí no había casi mexicanos”, expresa, al tiempo que refiere a unos 3,000, si acaso, entre ellos un conocido ilustrador. “En uno de los ensayos hablo de Feggo, el caricaturista”, a quien dice que lo confundían con peruano y con quien intercambió ideas sobre escribir lo que sucedía en la Gran Manzana, donde los inmigrantes de México eran distintos a los de la frontera. Se refiere a Felipe Galindo, el creador del concepto “Manhatitlán”, sobre quien hay un ensayo de este libro que puede comprarse en Amazon.

“Había que escribir de esto, se hablaba de los mexicanos en la frontera, de los tacos, los mariachis, mientras que especialmente en Nueva York hay una elite ‘mexamericanos'”, explica Fey en entrevista en su casa frente a Central Park. “Los llamo así porque se van a quedar, no se van a regresar… la mayoría de la gente está aquí desde hace 20, 10 años”.

El efecto Trump

La periodista, quien ha colaborado con los periódicos y revistas más importantes en México, como Milenio, Nexos, Letras Libres, Emeequis, El Universal y Reforma, fue contundente: “No quise incluir a (Donald) Trump, porque no quería que fuera un libro temporal”.

Sin embargo la realidad parece haberle ganado sin que ella se diera cuenta, ya que uno de sus ensayos, “La creatividad enfrenta a Trump (una iniciativa de Andrea Arroyo)”, habla precisamente de cómo el presidente republicano cimbró al país el 8 de noviembre de 2016, cuando ganó la elección presidencial y la obligó a cambiar su obra “Stronger Together”, ante el supuesto inminente triunfo de Hillary Clinton.

“Andrea entró a su estudio para trabajar. La aflicción por el acontecimiento ocurrido la paralizó, se sentía impotente”, cuenta el tercer párrafo del ensayo. “Tuvo una idea: Retomó ‘Stronger Together’, pero para simbolizar el duelo invirtió los colores de la imagen. Ahora el sol parecía estar ocultándose, y obviamente, la negrura reflejaría la oscuridad del momento”.

Aunque esté organizado en seis capítulos, el lector puede elegir el ensayo, entrevista o crónica que más le interese, incluso saltarse a la galería de fotografías e ilustraciones de algunos de los personajes que se reflejan, como el famoso “Dr. Q”, a través de la historia “El poder de soñar: doctor Alfredo Quiñonez-Hinojosa”, quien llegó como indocumentado a EEUU y es uno de los neurocirujanos más respetados del país.

“La idea era exponer cómo es la experiencia inmigrante… hay muchos ensayos que tenían que ver con representaciones artísticas que hablan de lo que es ser migrante… cómo lo ve un coreógrafo, un cómico, por ejemplo”, explica. “La otra parte es la realidad de emigrar… el contexto social, el racismo, el nativismo, el hacerse pasar por invisible en cuando al Censo, nuestra falta de poder político… Cómo nos ven con soberbia los anglosajones y cómo nosotros nos apachurramos”.

Un libro “vivo”

Esta publicación es “un libro vivo, un libro que es un descubrimiento: que nos permite ver todo lo que Trump y su retórica quiere ocultar”, como dice en su recomendación el periodista Jorge Ramos. Y tiene razón, porque una vez comenzado es imposible no terminar cada historia de vida, como la de Antonio Alarcón, titulada “¡Aquí estamos y no nos vamos!”, de la que Fey lee, emocionada, un pasaje, tras reconocer el impacto en ella de este “Dreamer” que ha publicado en el New York Times, pero critica a medios como CNN y Fox News, donde los hispanos sólo son reflejados como indocumentados o cruzando la frontera. “No saben que hay familias latinas en Estados Unidos que tienen hijos ciudadanos que trabajamos diariamente, que somos parte de sus comunidades”, dice parte de la entrevista.

Hay muchas más historias, como aquella que comienza en la página 301, la plática con Nora Volcow, descendiente de Leon Trusky, directora del Instituto Nacioanl del Abuso de las Drogas (NIDA, en inglés), quien es una auténtica “mexamericana”, una mexicana nacionalizada estadounidense, que tiene familia en su país de origen y ama su trabajo y vida en EEUU.

¿Por qué hay que leer este libro?, le pregunto a Fey.

“Es importante leerlo, para entender por qué es como si fueramos invisibles… estamos en la periferia de la cultura mexicana, de la cultura norteamericana”, expone tratando de seleccionar sus palabras para explicar el impacto de su trabajo. “Podríamos tener una labor importante para ambos países, sobre todo para México. Estamos cambiando el lugar donde estamos y esos otros lugares donde vivimos)”.