¿Cuántas veces tuiteará Trump? Ésta y otras insólitas apuestas del Super Bowl

Justin Timberlake, Pink y hasta el clima, son algunos de los factores que se empiezan a considerar en el mercado de apuestas, previo al duelo más importante de la NFL
¿Cuántas veces tuiteará Trump? Ésta y otras insólitas apuestas del Super Bowl
New England Patriots y Philadelphia Eagles se enfrentarán en el Super Bowl LII
Foto: EFE

El próximo domingo 4 de febrero se llevará a cabo el Super Bowl LII en Minnesota, entre New England Patriots, actuales campeones de la NFL y Philadelphia Eagles, un evento que paraliza a Estados Unidos por la fuerte cantidad de dinero que se mueve en todos los sectores, pero hay un mercado en especial que moverá millones de dólares: las apuestas.

Aquí se desata una fuerte guerra que va más allá del Super Bowl: su legalización en los distintos eventos deportivos. La NFL se considera una liga “tradicional” y le lleva tiempo adaptarse a los cambios. Por eso es una de las que se opone a esto, mientras que la NBA, por ejemplo, hace algunos años decidió apoyar abiertamente un mercado legal y regulado. Pidieron, entre otras reglas, que los operadores de juegos de azar paguen el 1% de la apuesta total de dinero.

Pensando en el partido del domingo, la American Gaming Association (AGA), que regula las apuestas, estima que se jugarán 4.760 millones de dólares. Esa organización, un grupo fuerte de presión que representa a los casinos, estima que el 97% de las mismas serán por “fuera del sistema”, en lugares sin licencia y hasta mercados ilegales. Superan en el cálculo lo que se jugó el año pasado, con un total de U$4.5 mil millones.

Una guerra legal, con el Super Bowl de excusa

La Corte Suprema de los Estados Unidos fallaría este año la ley de apuestas deportivas que se aplicará tanto para lo profesional como lo amateur. Existe todavía un fallo federal (de 1992) que prohibió efectivamente las apuestas deportivas en todos los estados, excepto en cuatro. Nevada es uno de los pocos lugares que legalmente puede aceptar apuestas en deportes.

Varios sitios señalan que la prohibición se podrá levantar y desde allí, comenzarán a dar opciones a los estados para legalizar las apuestas deportivas. Algunos ya están exentos de la misma, y solo Nevada puede ofrecer apuestas en juegos individuales. Calculan que el fallo saldrá entre marzo y junio.

Mientras tanto, los norteamericanos igual encuentran formas de apostar para estos eventos como el que se vendrá el domingo en Minnesota. A través de distintos canales (desde casinos, sitios web u otros lugares) estiman que se apostarán cerca de 4.760 millones de dólares. Ese número se puede comparar con lo que ganó Facebook en el tercer trimestre del año pasado. Pero la AGA señala que sólo el 3% de ese número se hará en Nevada, es decir en un lugar “oficial”.

El abanico de apuestas para el Super Bowl 2018

Distintos sitios ofrecen en mayor o menor medida apuestas para el Super Bowl. La mayoría coincide en algunas cuestiones similares y “básicas” del deporte: quién ganará, por cuánta diferencia, quién será la figura y demás cuestiones referentes al juego. En los papeles, New England está por encima de Philadelphia en las apuestas. Inclusive los Patriots aparecían como favoritos para quedarse el título cuando comenzó esta temporada de la NFL.

Pero algunas casas ofrecen un abanico más amplio y curioso. Permiten apostar por el espectáculo del entretiempo (a cargo de Justin Timberlake), o cuestiones relacionadas con el himno (lo cantará Pink) y hasta se centran en las redes sociales: algunos pueden poner dinero para apostar cuántos mensajes publicará el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante el partido.

Las apuestas más insólitas

Algunas de las posibilidades para apostar van desde el color de pelo que tendrá Pink a la hora de cantar el himno nacional hasta la posibilidad de que se “olvide u omita” una parte de la letra o tal vez esté “volando” en algún momento del mismo.

Con el partido, las opciones que aparecen pueden ser desde la cantidad de veces que se lo nombre la edad de Tom Brady (tiene 40 años), la cantidad de veces que aparezca en pantalla la modelo Giselle Bundchen (mujer de Brady) o hasta la posibildad de que se vuelvan a robar la playera de Brady tras el partido. Luego de ganar el año pasado, su camiseta desapareció y se convirtió casi en una causa nacional. La encontraron semanas después en México: la había tomado un periodista acreditado para el partido.

Hay apuestas con respecto al clima. Se espera que la temperatura llegue a los 19°C bajo cero. Por eso hay chances de jugar algunos dólares a ver la cantidad de veces que en la transmisión (la oficial, en los Estados Unidos está a cargo de la NBC) haga mención a eso.

Justin Timberlake, encargado del show en el entretiempo, también es protagonista de varias apuestas. Desde el color que tendrá en sus zapatos, la posibilidad de que use o no un sombrero o la chance de que lo acompañen alguno de sus ex compañeros de NSYNC, la banda pop que integró hasta el año 2002. Qué canción cantará primero, si homenajeará a algún cantante fallecido. Todas opciones para apostar.

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, también está presente. Se puede apostar por la mención al conflicto que tuvo con los jugadores de NFL, a la cantidad de tuits que puede publicar durante el partido o las menciones que los relatores hagan de él durante la transmisión.