Demandan a Walmart por peine de 48 centavos

Una mujer afroestadounidense interpuso la demanda contra la gigante cadena de almacenes al descubrir la manera particular en que estaban exhibidos los productos especializados para clientes de raza negra
Demandan a Walmart por peine de 48 centavos
"Fue como un golpe a mi estómago", dice Essie Grundy de la experiencia en Walmart.
Foto: Especial

Una afroestadounidense está demandando a la cadena de almacenes Walmart por la manera en que su tienda local exhibía los productos para uso específico para clientes de raza negra.

Essie Grundy afirma que la sucursal de Walmart en Perris, California, intencionalmente encerraba en vitrinas bajo llave ciertos productos que venden a afroestadounidenses.

Su abogada, la conocida litigante Gloria Alred, le dijo a la BBC que interpondría una demanda contra la cadena por discriminación y humillación.

Según cuenta Alred, Grundy fue a Walmart para comprar una crema de piel especial. Allí descubrió que la crema y otros productos para el cabello estaban encerrados detrás de unas vitrinas.

Dichos productos estaban segregados de otros para la clientela de otras razas, en estanterías abiertas en la tienda y de libre acceso.

“Cuando indagó sobre la diferencia con un empleado, éste le dijo que era una directiva de la corporación y que él mismo se había quejado de esa política sin que se tomara una acción satisfactoria”, explicó la abogada.

Peine bajo llave

Grundy regresó en otra ocasión para comprar un peine que costaba $0,48 centavos de dólar y encontró que también estaba encerrado detrás de la vitrina.

Tuvo que llamar a un empleado para que abriera la vitrina y sacara el peine.

Y, no solo eso, se le dijo que tendría que ser escoltada con el producto hasta la caja registradora para que lo pudiera comprar.

Gloria Alred (der.) dijo a la BBC que la experiencia fue humillante para su cliente. (Foto: Getty Images)

“Quedó sobresaltada, sintió como si la hubieran golpeado en el estómago de ver de primera mano las prácticas discriminatorias”, comentó Alred, quien dijo que su cliente solicitó hablar con un administrador, pero sus quejas no fueron atendidas.

“Lo que tenemos aquí es una mujer afroestadounidense que está siendo discriminada”, aseguró Alred.

“Si ella quiere comprar un producto, tiene que ir a buscar a un empleado para que le abra la vitrina que está bajo llave, esperar a que saquen el producto, caminar con éste hasta la caja para comprarlo y solo entonces puede tocarlo e inspeccionarlo”.

Walmart emitió el siguiente comunicado:

“Somos sensibles a la situación. Pero entendemos, como otros vendedores, que hay unos productos como los electrónicos, para autos, cosméticos o de cuidado personal que son sujetos a seguridad adicional“.

“Esas determinaciones están hechas en base a las circunstancias de cada tienda”.

Alred reconoce que no todas las tiendas Walmart tienen los productos para afroestadounidenses bajo llave.

Pero “la idea de que esa política quede a discreción de un administrador que implementa discriminación mediante la colocación del producto detrás de una vitrina bajo llave” no es tolerable.

“Nosotros no creemos que debería haber discreción para discriminar”, insistió.

“Eso está basado en un estereotipo, que los afroestadounidenses son más propensos a robar, que son más propensos a ser ladrones más que otras razas”.

La abogada concluyó diciendo que la práctica de Walmart muestra el máximo irrespeto hacia afroestadounidenses y es humillante para ellos y su cliente pues “la hace ver como una ladrona”.

Según el diario The New York Times, Grundy pide que Walmart cambie su política, que cubra los gastos de su abogada y que pague hasta $4,000 dólares en daños.

“Me gustaría que todo volviera a la normalidad para lo que estoy acostumbrada”, expresó Grundy, “me gustaría poder ir de compras como el resto en Walmart y que no sea como si mi tiempo no valiera”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.