La extraña pregunta racial en el nuevo Censo de EEUU

¿Cuál es el motivo de este cuestionamiento?
La extraña pregunta racial en el nuevo Censo de EEUU
En el Censo de 2010 no se hizo la pregunta sobre el "tipo de blanco" que es una persona.
Foto: Spencer Platt/Getty Images

El Censo de los Estados Unidos de 2020 sigue en planeación, pero ya va muy avanzando y se revelaron algunos detalles que desataron alertas.

El más reciente fue sobre una pregunta sobre el pasado racial de los blancos, es decir “qué tipo de blanco es”, información que no se sabe exactamente con qué propósito se buscará y mucho menos si será precisa, dio a conocer NPR.

“Se quiere preguntar sobre raza en EEUU, especificamente a los caucásicos, a los blancos les preguntará qué significa eso, su pasado”, informó la cadena. “El censo de 2020 se busca ahondar más profundamente en la herencia étnica de las personas a los blancos no hispanos se les preguntará su pasado, por ejemplo a las personas inglesas, irlandesas, italianas, libanesas, egipcios, etcétera”.

Según el reporte, el Censo pretende conocer de dónde es esa persona exactamente, es decir, regulamente responde que es americana, pero de dónde es su familia.

A algunos entrevistados por NPR rieron y dudaron sobre el cuestionamiento. “De acuerdo con mis padres, sería de Rusia y Romania, pero no sé de dónde vienen mis abuelos”, dijo una mujer de Wisconsin.

La Oficina de Censo no le respondió a NPR sobre el motivo de esos cuestionamientos, pero Charles Gallagher, sociólogo experto en estudios raciales de la Universidad La Salle en Filadelfia, las respuestas serán inexactas, debido a que la mayoría de la gente no conoce su pasado realmente.

“La pesquisa no será precisa… ya que la mayoría de la gente no conoce bien su pasado”, afirmó, al tiempo que añadió que también hay matrimonios interraciales. “Tenemos gente que ha vivido en los EEUU por mucho tiempo y gente que ha cruzado la línea de identidad racial al casarse”.

Otros de los entrevistados consideraron que “era demasiado”, como un residente de Brooklyn, Nueva York, donde hay la población de decenas de razas.

“No me preguntes eso… si tú quieres saber qué clase de blanco soy, no me obligues a decirlo”, dijo.

Otros incluso les hizo recordar cuando sus familias sufrieron algún tipo de discriminación que ahora ellos no padecen, tal fue el caso de Elizabeth Graso también de Brooklyn, de ascendencia italiana. “Hubo un tiempo en que los italianos la pasaban mal”, expresó.

Además de ese cambio, la Oficina de Censos en esta ocasión, a pesar de dificultades de lenguaje, el gobierno federal prohibió la contratación de residentes permanentes y personas con visas de trabajo.

Eso a pesar de que dichas personas han demostrado ser útiles a la hora de tocar la puerta y enfrentarse con alguien que no habla inglés o se expresa deficientemente en este idioma, confirmó una fuente de la Oficina al Washington Post.