Niño estadounidense con autismo se pierde en Cd. Juárez

La fiscalía de México ofrece una recompensa que ayuda a su localización
Niño estadounidense con autismo se pierde en Cd. Juárez
James Camacho
Foto: PGR

CIUDAD JUÁREZ, México – La Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua ofreció una recompensa de 200 mil pesos para localizar al niño estadounidense James Martin Camacho Padilla, quien desapareció desde el domingo 21 de enero en esta frontera.

La dependencia informó que la cantidad de dinero será para quien proporcione información precisa para dar con el paradero de James.

El menor, de 7 años de edad, quien tiene autismo, se extravió alrededor de las 16:00 horas del 21 de enero en la Colonia Riveras del Bravo.

La FGE en la zona norte comunicó que tras recibirse el reporte de ausencia, se emitió una pesquisa y se activó la alerta AMBER.

Se realizaron diligencias, investigaciones y rastreos en el área de Riveras del Bravo.

“Por lo anterior, la FGE ofrece una recompensa de 200 mil pesos, debido a que según las investigaciones de inteligencia, se presume que el menor pudiera estar en la ciudad y haber sido recogido por alguna persona”, afirmó.

La dependencia puso a disposición los números 656 629 33 00, ext. 50710, 56381, 56455 y 56345, para cualquier información.

El viernes pasado, autoridades de ambos países buscaron al menor en el área fronteriza luego de arribar a Ciudad Juárez, Chihuahua, un equipo especializado en rescate en investigación de Estados Unidos para apoyar los operativos que iniciaron días antes.

Seis personas y dos perros colaboraron en las acciones emprendidas por la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría General de la República (PGR), así como la Border Patrol y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos.

El niño había llegado a Ciudad Juárez procedente de Washington unos días antes, junto con su padre Hugo Camacho y la actual pareja de éste.

“El pequeño, quien tiene autismo, salió el domingo (21 de enero) por la tarde de la vivienda de su abuela paterna en Riveras del Bravo y, desde entonces, no ha vuelto a ser visto”, estableció el Ayuntamiento de Ciudad Juárez en un comunicado.

Al momento de su desaparición, el niño vestía una pantalonera negra, chamarra de color a cuadros en negro y azul, y tenis blancos con negro.

El niño mide 1.20 centímetros, pesa 30 kilogramos, es de tez blanca, de complexión delgada, cabello castaño claro y ojos cafés.

Como seña particular, tiene lunares en la pierna derecha en forma seguida y extendida.