Trump califica de “trampa” llamar “Dreamers” a los jóvenes de DACA

El presidente da un nuevo giro a su discurso sobre los beneficiarios de DACA
Trump califica de “trampa” llamar “Dreamers” a los jóvenes de DACA
El presidente endurece su postura hacia los "Dreamers".
Foto: EFE/WIN MCNAMEE / POOL

El presidente Donald Trump advirtió no etiquetar a los jóvenes inmigrantes indocumentados protegidos bajo la Acción Diferida (DACA) como “”Dreamers” (“soñadores”), lo cual calificó como una trampa.

“Algunas personas lo llaman Dreamers”, dijo el presidente ante congresistas republicanos reunidos en Virgina Occidental. “No son Dreamers. No caigan en esa trampa. Es muy diferente a los soñadores“.

Este giro en su discurso continúa aquella primera expresión que tuvo durante su discurso por el Estado de la Unión en el Congreso, al afirmar que “los estadounidenses también son soñadores”, lo cual recordó.

“Dije la otra noche, también tenemos soñadores”, dijo. “Tenemos soñadores en este país, también. No podemos olvidar a nuestros soñadores. Tengo muchos soñadores aquí”.

El mandatario pidió que se aprobara su plan migratorio que ofrece el camino a la ciudadanía a 1.8 millones de jóvenes de DACA, pero condicionado a que se avalen $25,000 millones de dólares para el muro y la seguridad fronterizos, así como la cancelación del programa de las Visas de la Diversidad y restringir la reunión familiar a esposos e hijos de inmigrantes.

Esta mañana, el presidente Trump también urgió a los demócratas aprobar su proyecto, y los reclamó por no hacer nada en asuntos migratorios y pretender bloquear su plan, el cual ha sido fuertemente criticado por expertos.

Un reporte de David Bier, un analista de políticas de inmigración en el Instituto Cato, y Stuart Anderson, director ejecutivo de la Fundación Nacional para la Política Estadounidense (NFAP), fue proyectado a cinco décadas.

“Los miembros del Congreso tendrán que completar los detalles, pero es probable que el nuevo plan reduzca el número de inmigrantes legales en hasta 44 por ciento o medio millón de inmigrantes al año, el mayor recorte legal de inmigración impulsado por las políticas desde la década de 1920”, indica el estudio. “En comparación con la ley actual, excluiría a casi 22 millones de personas de la oportunidad de inmigrar legalmente a los Estados Unidos durante las próximas cinco décadas“.