Debacle del Chelsea deja a Antonio Conte en la cuerda floja

Watford golea a los Blues y huele a pescado podrido en Stanford Bridge
Debacle del Chelsea deja a Antonio Conte en la cuerda floja
El Chelsea fue goleado por Watford. EFE
Foto: EFE

Huele a cambio de técnico en las inmediaciones de Stanford Bridge.

El Watford ahondó la crisis del Chelsea este lunes al golear 4-1 en el cierre de la jornada de la Premier League.

El resultado deja en evidencia al campeón de la temporada pasada ya que la semana pasada perdió 3-0 con Bournemouth. En Inglaterra se comienza a especular con la salida del técnico Antonio Conte ya que Roman Abramovich, dueño del club, tiene poca tolerancia a la derrota.

 

El dilema del millonario ruso pasa por la Champions League, en donde el rival de Chelsea será el Barcelona. Un cambio de técnico antes de un compromiso de esas dimensiones podría ser la peor medida.

La paliza del Watford

Bastó con que el conjunto dirigido por el español Javi Gracia adelantase unos metros la línea de presión para dejar al descubierto todos los problemas del Chelsea para dotar a su juego de una salida limpia del balón.

Sus dificultades se agravaron por el empeño del preparador italiano de conceder la manija del equipo a los fornidos Tiemoué Bakayoko y N’Golo Kante en detrimento del español Cesc Fàbregas, que una vez más arrancó el encuentro desde el banquillo.

El Chelsea tuvo que recurrir una y otra vez a los pelotazos en largo del central brasileño David Luiz, una fórmula que condenó al ostracismo el belga Eden Hazard, que apenas pudo tocar el balón en el primer tiempo.

Todo lo contrario que los atacantes del Watford, en especial el brasileño Richarlison y el español Gerard Deulofeu, que no desaprovecharon las constantes imprecisiones en la salida de balón del Chelsea para llegar con peligro al área rival.

Esa dinámica se acrecentó con la expulsión a la media hora de juego del francés Tiemoué Bakayoko, que tuvo que recurrir a continuas faltas para tratar de contrarrestar sus constantes y peligrosísimas pérdidas de balón.

El Watford no tardó en aprovechar su superioridad numérica y forzó, tras una nueva recuperación de balón, a los 42 minutos, una pena máxima por medio del español Gerard Deulofeu que el delantero Troy Deeney se encargó de transformar en el 1-0.

El Chelsea no reaccionó, pese a la entrada de Fàbregas, para recomponer el equipo tras la expulsión de Bakayoko, y la posterior salida al terreno de juego del delantero francés Olivier Giroud, y siguió merced de los de Javi Gracia.

Sólo el talento que atesora Eden Hazard pareció que podía evitar el desastre del Chelsea y, de hecho, el belga estuvo a punto de salvar del sonrojo a los de Antonio Conte al firmar a los 82 minutos el 1-1 tras una excepcional jugada individual.

Pero ni la calidad de Hazard pudo frenar al Watford, que no sólo no se vino abajo con el gol del internacional belga, sino que desarboló por completo al Chelsea en unos diez minutos finales en los que los de Javi Gracia sumaron tres nuevos goles.

El primero fue del lateral holandés Daryl Janmaat, que firmó, tras una gran pared en el área con el argentino Roberto Pereyra, el 2-1 para los locales (m.84).

Esa acción acabó por desbocar a los jugadores del Watford, que completaron su goleada con tantos de Gerard Deulofeu, que estableció el 3-1 a los 88 minutos, y el argentino Pereyra, que anotó ya en la prolongación el definitivo 4-1 que enciende todas las alarmas en el Chelsea a falta de dos semanas para medirse con el Barcelona.