El banquillo parece el destino inmediato para Nick Foles

Dilema para los Eagles: mantenerlo como suplente o cambiarlo y dejarle ser titular en otro equipo
El banquillo parece el destino inmediato para Nick Foles
El QB de los Philadelphia Eagles Nick Foles durante la rueda de prensa posterior al Super Bowl LII. (Foto: EFE/ Craig Lassig)
Foto: Craig Lassig / EFE

MINNEAPOLIS, MN – Tal vez algún día, la ciudad de Philadelphia le dedicará a Nick Foles una estatua a un lado de la escultura de Rocky, el mítico personaje de Sylvester Stallone que es emblema del espíritu de la ciudad e incluso atracción turística.

Foles hizo historia el domingo al llevar a los Eagles a su primera conquista del Super Bowl. Lo hizo tras ser promovido a quarterback titular en la recta final de la temporada luego de la lesión de Carson Wentz.

Filadelfia, una ciudad apasionada por los deportes, en especial por sus Eagles, adorará por siempre al hombre nacido en Austin, Texas. Sin embargo, Foles no será el quarterback abridor de los Eagles la próxima temporada.

Wentz es el rostro de la franquicia y en su conferencia del lunes antes de viajar de regreso a casa, el entrenador Doug Pederson dejó transpirar sus planes, que en realidad son totalmente lógicos.

“Tuve la oportunidad de hablar anoche con Carson (Wentz) en el campo, en el podio. Le dije que disfrutara este momento”, relató Pederson. “Él es un gran quarterback y le dije que es una de las grandes razones de por qué este equipo ganó el campeonato. Le dije que ojalá regresemos a esto con él como conductor”.

Wentz era el mayor candidato a Jugador Más Valioso de la temporada hasta que quedó fuera por lesión de rodilla en la semana 14 al enfrentar a los Rams en Los Ángeles. En apenas dos temporadas, el joven mariscal escogido en el segundo turno en el Draft de 2016 detrás de Jared Goff se ha convertido en una nueva estrella de la liga.

Foles tiene contrato por otra temporada con Filadelfia, pero tras jugar a un impresionante nivel en los playoffs sus bonos se elevan de manera escandalosa y habrá equipos que quieran adquirirlo vía cambio.

Los Eagles son un equipo muy completo que podría decidir mantener a Foles como suplente, o si el quarterback pide la oportunidad de ser cambiado, entonces negociarlo y recibir a otro jugador de impacto y/o selecciones de Draft.

Foles, por su parte, podría forzar su salida del equipo vía transferencia si lo que realmente quiere es abrir juegos en 2018. Pero es posible que decida quedarse en Philadelphia, gozar de su gloria, estar listo para cubrirle las espaldas a Wentz y convertirse en agente libre en 2019. Ofertas le sobrarían.

Dicho lo anterior, Nick Foles es un hombre muy humilde que claramente no se deja regir por la fama ni la fortuna. Tiene una gran relación con Wentz, con sus entrenadores y su aprecio por Philadelphia es genuino.

En una liga en la que la mayoría de los equipos lloran por no tener un mariscal de gran calidad, los Eagles son los campeones y cuentan en este momento con dos.