Nueva medida bipartidista protege a Dreamers y sirve de contrapeso a plan migratorio de Trump

Trump rechazó la medida bipartidista porque no incluye fondos para su prometido muro fronterizo
Nueva medida bipartidista protege a Dreamers y sirve de contrapeso a plan migratorio de Trump
Foto: Ethan Miller/Getty Images

WASHINGTON— A sólo tres días del plazo para evitar otro cierre del gobierno, los senadores John McCain, republicano por Arizona, y Chris Coons, demócrata por Delaware, presentaron este lunes una medida para legalizar a 1,8 millones de “Dreamers” y reforzar la seguridad fronteriza, en medio de agrias discusiones sobre su futuro.

La iniciativa es similar  a la medida bipartidista “Uniting & Securing America Act” , que presentaron los legisladores Will Hurd, republicano por Texas, y Pete Aguilar, demócrata por California, en la Cámara de Representantes,  el pasado 16 de enero, y que ya tiene 54 copatrocinadores demócratas y republicanos.

McCain, que se recupera de un tratamiento de quimioterapia en Arizona, dijo que, ante la acritud política en Washington, la medida bipartidista tiene el doble propósito de cumplir con el plazo impuesto por el presidente Trump para corregir “DACA”, y resguardar la seguridad fronteriza.

“Nuestra legislación… respondería a las prioridades más urgentes para proteger a los Dreamers, fortalecer la seguridad fronteriza, aliviar los atrasos en los tribunales de inmigración, y lidiar con las raíces de la inmigración ilegal”, dijo McCain.

La medida busca servir de contrapeso al plan migratorio de $25,000 millones para el muro que presentó Trump y que ha dificultado las negociaciones para resolver el futuro de los cerca de 700,000 jóvenes indocumentados amparados al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012.

Al desmantelar DACA el año pasado, Trump dio plazo hasta el próximo 5 de marzo para codificar las protecciones de los “Dreamers” y aunque dijo que estaría dispuesto a extender la fecha, no ha vuelto a repetir la idea.

Sin embargo, Trump se volvió a quejar de los demócratas e insistió en su exigencia de que cualquier medida sobre el tapete incluya su “desesperadamente necesitado muro fronterizo”, o de lo contrario será “una total pérdida de tiempo”.

La propuesta McCain-Coons

En conferencia telefónica con periodistas, Coons reconoció que la propuesta no es integral pero subrayó que es “un fuerte punto de partido” y un “término medio”  frente a otras propuestas que, a su juicio, no lograrán un mínimo de 60 votos para su aprobación en el pleno del Senado.

Según Coons, la iniciativa ayudará a lograr el “control operacional de la frontera para 2020”,  aunque reconoció que ésta requerirá una mayor infusión de fondos para lograrlo.

La iniciativa autoriza una vía hacia la eventual ciudadanía para 1,8 millones de “DACAmentados” que entraron a EEUU como menores de edad antes del 31 de diciembre de 2013, y que cumplen con requisitos como la revisión de antecedentes, cursar estudios, y no tener delitos federales o estatales por los que hayan tenido al menos un año de cárcel.

Los “Dreamers” primero obtendrían una “residencia permanente condicional”, después la residencia permanente y, tal como lo permite la ley actual, podrían solicitar la ciudadanía después de cinco años.   La medida no da solución a los padres indocumentados de los “Dreamers”, y deja en  pie las restricciones que les exigen regresar a sus países y esperar al menos diez años por una visa para regresar a EEUU.

Sin precisar un monto, la medida pide fondos para una “estrategia integral” que incluiría un “muro inteligente” con barreras físicas, tecnología, el uso de aviones no tripulados (“drones”), y un aumento en la vigilancia aérea en la frontera.

También pide la construcción de más puertos de entrada y la expansión futura de carriles de inspección, así como $110 millones anuales por cinco años para coordinar las operaciones de seguridad fronteriza.

Además pide la contratación de 55 jueces y 23 abogados, cada año por tres años, para reducir las demoras en los tribunales de Inmigración. También respalda modernizar los sistemas electrónicos para mejorar los procedimientos en los tribunales migratorios.

La medida exige que el Departamento de Estado elabore una estrategia de tres años para recabar apoyo regional e internacional para el “Plan de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad en el Triángulo del Norte”, para reducir el éxodo ilegal de Guatemala, El Salvador y Honduras.

La nueva medida compite con otras que elaboran entre bambalinas otros líderes del Senado, incluidas unas más punitivas contra la inmigración ilegal.

Los legisladores también negocian en paralelo un acuerdo que financie las operaciones del gobierno federal, ya sea mediante una “resolución continua” temporal –hasta el próximo 22 de marzo-, o una medida de largo plazo.

La mayoría de los conservadores no apoyaría el “Dream Act” de los senadores Dick Durbin, demócrata por Illinois, y Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, porque consideran que no contiene suficientes elementos para combatir la inmigración ilegal. Los demócratas se oponen a una reducción en la inmigración legal.

Trump ha dicho que quiere que su plan migratorio sea el que el Senado vote en el pleno, pero los demócratas lo condenaron enérgicamente porque, a cambio de proteger a los “Dreamers”, exige reducir drásticamente la inmigración legal al eliminar la “lotería de visas” y las visas de reunificación familiar, que los ultraconservadores llaman despectivamente “inmigración en cadena”.

Trump, “un héroe” para latinos conservadores

Un grupo de ocho líderes conservadores latinos se sumó hoy a la guerra mediática a favor del plan migratorio de Trump, al calificar al mandatario como un “héroe” por querer proteger a los “Dreamers”,  a la vez que atacaron lo que consideraron como “deshonestidad” por parte de los demócratas.

Loading the player...

“Esto es verdaderamente un regalo lo que el presidente nos ha dado… él es el héroe y lo que necesitamos es que el pueblo se levante y empiece a llamar a sus congresistas” para apoyar el plan“, dijo Lourdes Aguirre, coordinadora nacional de “Eres América”.

Por su parte, Alfonso Aguilar, presidente de la “Alianza Latina para Principios Conservadores”, dijo que el plan de Trump es una “propuesta balanceada”, y acusó a los demócratas de estar “obstruyendo” las negociaciones y no actuar con buena fe.

“Esto no es un proyecto draconiano, es un proyecto my balanceado. Es el momento de ser flexibles y negociar, los demócratas están jugando a la política con los Dreamers”, se quejó Aguilar.

Los líderes latinos hicieron esas declaraciones al salir de una reunión a puerta cerrada en la Casa Blanca con el jefe del Gabinete, John Kelly; la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y varios asesores de asuntos legislativos y de comunicaciones de la mansión presidencial.

Ese encuentro incluyó a Mario Rodríguez, presidente del grupo “Hispanic 100” y miembro del “Concejo de Asesores Hispanos” de Trump; Héctor Barreto, presidente de la “Coalición Latina”, y Daniel Garza, director ejecutivo de “LIBRE Initiative”.

También participaron el reverendo Sam Rodríguez, presidente de la “Conferencia Nacional Hispana de Liderazgo Cristiano; Steve Cortés, también miembro del Concejo de asesores de Trump, y Rachel Campos Duffy,

Plazos y posibles escenarios 

En la llamada, Coons reconoció que las negociaciones migratorias están empantanadas, pero insistió en que esta medida se centra sólo en corregir “DACA” y reforzar la seguridad fronteriza, y da oxígeno a un presupuesto que evite otro cierre del gobierno federal, que agotará sus fondos pasada la medianoche del próximo viernes.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, se comprometió a someter a voto alguna medida para los “Dreamers” si no se llegaba a un acuerdo antes del viernes próximo.

Entre los escenarios posibles, los legisladores podrían votar sobre ésta o cualquiera de las otras medidas migratorias como enmiendas en un megaproyecto, o cada una por separado.

De camino a Cincinnati (Ohio) con Trump, un portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah, dijo hoy que el mandatario apoya un acuerdo presupuestario de dos años que designe fondos para las agencias del gobierno y el Pentágono, porque “pasar de una medida temporal a otra, no es manera de gobernar”.

Shah se hizo eco de Trump al culpar a los demócratas de haber provocado recientemente un cierre del gobierno por “preferir los intereses de gente que está acá ilegalmente” por encima de los gastos para los militares, “niños vulnerables, agentes de la Patrulla Fronteriza, y trabajadores federales”.