Organizaciones comunitarias y estudiantiles se organizan para la ‘Marcha por Nuestras Vidas’

Marcharán en Orlando en solidaridad con los estudiantes sovrevivientes de la masacre en Parkland que han convocado una marcha masiva en Washington DC
Organizaciones comunitarias y estudiantiles se organizan para la ‘Marcha por Nuestras Vidas’
Eileen Carrillo, hermana de Simón Carrillo, venezolano víctima de la masacre en el Pulse se unió a la plegaria para terminar con las tragedias producidos por la venta indiscriminada de armas de fuego. (Cecilia Figueroa / La Prensa)
Foto: Cecilia Figueroa / La Prensa

Estudiantes, maestros, padres y líderes de organizaciones hispanas locales de la Florida Central se reunieron para planificar lo que será la ‘Marcha por Nuestras Vidas’ (‘March For Our Lives’), en Orlando, un movimiento en solidaridad con la lucha de los estudiantes de la escuela Stoneman Douglas High que organizan una movilización mayor en Washington el próximo 24 de marzo. La marcha en Orlando se realizará en el parque Lake Eola, a partir de 12 pm a 3 pm.

El movimiento ‘March For Our Lives’ es una iniciativa de los estudiantes sobrevivientes de la secundaria Stoneman Douglas, en Parkland, que busca que el establecimiento de mayor control de armas luego de la masacre que el 14 de febrero dejó 17 fallecidos en esa escuela.

A la reunión realizada en el Consulado de México de Orlando acudieron alrededor de 55 personas, miembros de entidades cívicas locales, de organizaciones estudiantiles de la Universidad de la Florida Central (UCF), de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Florida y de grupos comunitarios de personas originarias de Venezuela, Colombia, Ecuador y Puerto Rico, entre otros.

Soraya Márquez, coordinadora estatal de la organización Mi Familia Vota, hizo un llamado a toda la comunidad de la Florida Central para que asista a esta marcha pacífica y no partidista que busca levantar conciencia y necesita el apoyo ciudadano.

“Ya basta, necesitamos que haya un control a la venta indiscriminada de armas. Estamos en esta reunión para escuchar de los estudiantes y los maestros que son los protagonistas de esta marcha, nosotros como comunidad hispana vamos detrás de ellos como parte del apoyo de lo que están levantando. Estamos acá para mover a toda la gente posible, hay que actuar ya”, expresó Márquez.

A nivel local, el movimiento ‘Nunca más UCF’, está conformado por estudiantes de la UCF y jóvenes de la Florida Central, del Seminole State College y del Valencia Community College, más quienes decidan unirse a esta convocatoria.

Francisco Gómez, estudiante de 12° grado de la secundaria Colonial, en Orlando, dijo que va a participar en esta gran marcha y espera que muchos jóvenes y padres se sumen para evitar que sucedan más tragedias como la de Parkland: “es importante porque así alzaremos nuestra voz para que esto se detenga. No nos sentimos seguros en las escuelas. Me impactó demasiado lo que ocurrió en la secundaria en Parkland y no me explico cómo puedan suceder cosas así. Deben poner más seguridad y policías en las escuelas”.

Para este joven de origen mexicano, un joven de 18 años no tiene la madurez suficiente para adquirir un arma de fuego, por eso está a favor de leyes más rígidas para la venta de armas. En Florida la edad legal para adquirir un rifle semiautomático como el usado en la matanza en Parkland es 18 años y se ha propuesto subirla a 21.

De igual modo, la estudiante dominicana Diana Joaquín coincidió en que es vital la participación de todos los jóvenes para velar por el futuro de los estudiantes de este país y es tiempo de demostrarlo en esta marcha.

“Debemos dar a conocer los derechos de los estudiantes, cuáles son nuestros miedos y podemos alzar la voz por esos estudiantes que ya no están con nosotros. La mejor solución para mí es que haya más ayuda psicológica. Esto me ha marcado, es difícil ver las noticias, me hace hasta llorar, no puedo ni imaginar el sufrimiento de esos estudiantes y maestros y de los padres. Defendamos el bienestar de todos”, dijo.

De igual forma, Lorena Ortega, presidenta del Comité Cívico Ecuatoriano de la Florida Central, como líder y madre dijo que estará presente en esta marcha: “como madre comparto el dolor de esos padres, ¡cómo es posible que no haya control de armas y haya control para otras cosas! A todos los exhorto a que salgan a esta marcha, porque nuestra voz es lo único que va a salvar vidas. Si no van a seguir perdiéndose más vidas y en nuestra conciencia va a quedar”.

La tragedia en la secundaria de Parkland desató conmoción y revivió las heridas de muchos que han sufrido tragedias masivas con armas de fuego de alto calibre, como la que se sufrió el 12 de junio de 2016 en el club Pulse, en Orlando, donde murieron 49 personas.

Eileen Carrillo, hermana del joven Simón Carrillo, una de las víctimas del Pulse, habló en esta reunión y conmovió su clamor para que cesen tragedias como éstas que solo dejan dolor para las familias y marcan tristemente a la comunidad: “perdí a mi hermano y otras 48 fueron víctimas. El arma que usó el asesino ese día tiene costo de 500 dólares, si dividimos por cada víctima, sería $10, 20, eso es lo que costó la vida de mi hermano y de las otras víctimas”.

Por su parte, Samuel Vílchez y jóvenes que forman parte del comité de apoyo de esta marcha de estudiantes de UCF y jóvenes del centro de la Florida explicaron que la marcha no es partidista y está siendo programada para la seguridad de los asistentes con la Alcaldía de Orlando. Contará con oradores que serán familiares y amigos impactados directamente por tragedias como la de Pulse en Orlando y la secundaria en Parkland.

Mientras, Maribel Gómez Cordero, coordinadora del proyecto CASA de Iniciativa Acción Puertorriqueña de Florida, dijo que la marcha “es importante… porque tenemos que involucrarnos más, por la seguridad de nuestros niños, jóvenes y nuestras familias. Hay que formar una unión, una fuerza. Estos jóvenes se están levantando y nosotros tenemos que apoyarlos, es una responsabilidad social de todos”.

Nancy Batista, directora estatal de Mi Familia Vota, destacó que es un gran momento en que la comunidad debe hacerse sentir: “queremos dejarles saber que somos muchos que estamos en contra del uso de la venta de las armas, entre más personas vengan mejor, queremos enseñarles que tenemos poder latino y podemos movilizar a la comunidad”.

Andy Gutiérrez, vicepresidente de la Asociación de Puertorriqueños Viviendo en la Florida, no está de acuerdo en que se arme a los profesores en las escuelas.

De igual forma, coincidió la maestra puertorriqueña Johanna López: “estoy totalmente en desacuerdo con armar a los maestros. Creo que la violencia no se puede detener con violencia. Pienso que hay otros métodos que se deben utilizar y se debe tomar cartas en el asunto. El pueblo no debe quedarse en sus casas, deben marchar y además llamar a sus representantes”.

El líder boricua José Belasquide, que es padre y abuelo, dijo que tiene licencia para portar arma y le pidió a los legisladores tomar en cuenta la voz de estos jóvenes y la comunidad para hacer un estricto control a las personas que se le venden armas y darle seguimiento: “es algo que alarma y espero que nuestros legisladores tomen cartas en el asunto”.

Así mismo, el líder boricua Jimmy Torres Vélez exigió a los políticos de Florida hagan su trabajo y no obedezcan a favores políticos o el dinero que mueve la industria de la venta de armas. Y pidió a la comunidad a mantenerse firme en esta causa sin desmayar en todos sus intentos: “tenemos que tener posiciones firmes y decididas sobre lo que es correcto. No es correcto que la gente tenga acceso a armas de alto calibre, armas automáticas, que los jóvenes puedan tener ese tipo de armas, que gente tenga miles de municiones en sus casas. Y por ello, hay que reformar el sistema. Los políticos de Florida hablan con dos lados de la boca, cuando están frente a la comunidad dicen que sí que quieren reformar la venta de armas y cuando llegan a Tallahassee es otra cosa”.

Para unirse a la ‘Marcha por Nuestras Vidas’

En la página de Facebook del evento ‘March for our Lives Orlando’ ya cuenta con más de 13 mil personas interesadas y que van a ir a la marcha.