Un millón de dólares para que Stormy Daniels “cuente todo” sobre encuentro sexual con Trump

Es cuestión de días para que se conozca toda la verdad sobre la relación entre la actriz porno y el presidente
Un millón de dólares para que Stormy Daniels “cuente todo” sobre encuentro sexual con Trump
El contrato de confidencialidad que firmo Daniels tiene una multa de un millón de dólares si se incumple
Foto: Getty Images / Captura Amazon

Crece la tensión en la Casa Blanca entorno al escándalo que enloda al presidente Donald Trump y a la estrella porno Stormy Daniels, el cual no solo  puede meter en problemas legales al magnate sino de paso acabar su matrimonio con Melania.

Se conoció que la actriz porno ha recibido al menos diez ofrecimientos de un millón de dólares para cubrir la multa que quedó consignada en el acuerdo de confidencialidad que firmo con el abogado de Trump para permanecer callada durante las elecciones de 2016.

El abogado de la actriz, Michael Avenatti, dijo en entrevista con CNN que su cliente tendría el dinero para cubrir esta clausula si decide hablar con la prensa sobre los detalles de su encuentro sexual con Trump.

Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, recibió $130,000 dólares semanas antes de las elecciones estadounidenses de 2016 para guardar silencio sobre el romance que según ella tuvo con el entonces candidato Trump.

Se dice que tuvo una aventura con Trump semanas después de que naciera su hijo, Barron en 2006 tras haberse casado con Melania años atrás.

Como parte del acuerdo que firmó Daniels, se le prohibía que se contactara con cualquier miembro de la familia Trump o que hablara sobre su aventura con el Presidente.

El contrato establece que tendrá que pagar $ 1 millón de dólares si alguna vez viola los términos del acuerdo.

Sin embargo la semana pasada, Daniels, de 38 años, presentó una demanda contra Trump en el Tribunal Superior de Los Ángeles alegando que el contrato es nulo dado que el magnate nunca lo firmó.

Daniels y su abogado creen que ganarán el caso ya que el contrato no es vinculante y que por lo tanto solo es cuestión de tiempo para que el país entero sepa de lo que paso entre los dos.